Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Exige AI al gobierno de aclarar crímenes contra mujeres
Por Victor Balinas, Carlos Garcia y Judith Anzar- Ciudad de México, 15 de julio de 2005

Amnistía Internacional (AI), sección México, se manifestó ayer frente a la embajada de Guatemala en el país, para exigir que ese gobierno investigue y haga justicia a los familiares de mil 188 mujeres, jóvenes y niñas, que han sido asesinadas "tan sólo de 2001 a 2004".

La respuesta de las autoridades de ese país ante los "crímenes de odio" contra las mujeres, "cometidos con brutalidad, es similar a la que en su momento el gobernador de Chihuahua, Francisco Barrio, sostenía: 'ellas tienen la culpa; tenían mala reputación, para qué se van con hombres que no conocen; vestían faldas muy cortas", señaló la presidenta de AI, sección México, Liliana Velázquez.

AI presentó hace un mes el informe Guatemala, ni protección ni justicia: homicidios de mujeres en Guatemala, donde da cuenta de la crueldad, saña y brutalidad con las que son asesinadas niñas y adultas en ese país.

"Sandra Janet Palma Godoy, joven de 17 años, asesinada en 2004. Le cortaron el brazo derecho, los pechos y la mano izquierda, le arrancaron los ojos y el corazón."

Otro caso: María Isabel Veliz Franco, 15 años, estudiante y trabajadora de una boutique. "La noche del 15 de diciembre de 2001 fue secuestrada en la capital y fue encontrado su cuerpo poco antes de Navidad. Violada, amarrada de pies, acuchillada y estrangulada, metida en una bolsa, con el rostro desfigurado a golpes, tenía hoyitos en el cuerpo, una soga al cuello y las uñas volteadas. 'Cuando me entregaron su cadáver me tiré al piso a llorar y gritar, y las autoridades me decían que no exagerara', relató la madre de la joven."

Por esos crímenes de odio contra mujeres "estamos aquí, para exigir justicia, que se investigue y que el gobierno de Guatemala no discrimine a los jóvenes, niñas y mujeres asesinadas, que no fomente la impunidad, porque no tienen derecho a ensuciar sus nombres, manifestando que tenían mala reputación", sostuvo Velázquez.

El embajador Soto Aguirre "no nos recibió, a pesar de que con un mes de anticipación le pedimos la cita. Nos atendió el tercer secretario de la embajada, Juan de Dios Soberanes, quien también es encargado de prensa; a él le manifestamos nuestra preocupación por esos crímenes, le demandamos que se esclarezcan y le reprochamos que las autoridades de Guatemala emitan juicios de valor sobre las víctimas, que desvirtúen su calidad moral, y que las discriminen".

La respuesta del funcionario de la embajada "no nos dio tranquilidad: nos respondió que esos crímenes salvajes contra las mujeres, niñas y jóvenes son un patrón y contexto de América Latina, y que no podían hacer mucho".

Jornada simultánea en Guadalajara

Miembros de AI instalaron ayer una mesa informativa frente a la catedral de Guadalajara para advertir a la ciudadanía de los casi 2 mil feminicidios ocurridos en Guatemala de 2001 a 2004. Antes visitaron al cónsul guatemalteco, Armando Cruz Carvajal, para entregarle el informe sobre los homicidios de mujeres en ese país centroamericano.

Las acciones formaron parte de la jornada simultánea realizada en el Distrito Federal y Mérida por activistas de AI como medida de presión a ese gobierno para que se investigue el elevado número de asesinatos de mujeres en esa nación. El documento refiere testimonios de los familiares de las víctimas.

Dijeron que en lo que resta del año la sección mexicana de AI continuará con dichos actos en diversas ciudades mexicanas para alertar sobre lo que sucede en el vecino país.

Tomado de www.jornada.unam.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.