Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Guaruras privados lanzan a migrante guatemalteca desde tren en marcha
Por Leopoldo Ramos - Saltillo, Coah., México, 17 de abril de 2005

Lanzan guardias a migrante desde un tren en marcha; pierde una pierna - Gabriela Maritza Barrios, originaria de Guatemala, pretendía llegar a Texas - Los responsables, empleados de Transportación Ferroviaria Mexicana no identificados - La Comisión Diocesana de Derechos Humanos anuncia que interpondrá denuncia penal

Elementos de seguridad de la empresa Transportación Ferroviaria Mexicana golpearon y tiraron desde un tren en marcha, a la altura del ejido La Angostura, a una joven indocumentada originaria de Guatemala, a quien posteriormente los médicos del Hospital Universitario le amputaron una pierna debido a las múltiples fracturas que presentó.

Gabriela Maritza Barrios, de 20 años de edad y madre de un niño de cuatro que vive en el país centroamericano, se encuentra hospitalizada y está delicada de salud. "Se encuentra llena de terror", informó el sacerdote Pedro Pantoja Arriaga, coordinador de Pastoral Social de la diócesis de Saltillo y responsable también de la Casa del Migrante Belén.

Indicó que la Comisión Diocesana de Derechos Humanos presentará este lunes una denuncia penal contra quienes resulten responsables del atentado a la migrante guatemalteca -ocurrido el pasado jueves-, quien viajaba en un tren de carga y pretendía llegar a la frontera de Coahuila y Texas.

Aunque en un principio el Instituto Nacional de Migración (INM) recibió informes de que la mujer había caído accidentalmente, la prensa local y testigos de los hechos confirmaron que la joven fue golpeada y posteriormente lanzada desde el ferrocarril en marcha por guardias de la empresa Transportación Ferroviaria Mexicana, quienes hasta el momento no han sido identificados.

Maritza Barrios viajaba con un grupo de migrantes centroamericanos, que le brindaron ayuda luego de que fueron bajados del ferrocarril.

"Hay un terror muy grande en la muchacha, porque fue amenazada de muerte; tanto ella como los testigos identifican como responsables a los guardias", explicó el religioso, quien indicó que por el momento la migrante guatemalteca no se encuentra en condiciones de hablar con los medios de comunicación.

"Está demasiado traumada, con una angustia de terror por todo lo que vivió; nos ha platicado de todas las agresiones de que fue víctima por parte de los elementos de seguridad del ferrocarril, quienes no sólo la agredieron físicamente, sino que la colgaron del convoy después de despojarla de su dinero y humillarla, hasta que por fin cayó y se destrozó la pierna derecha", detalló.

Pantoja Arriaga mencionó que los médicos no pudieron salvar la pierna de la guatemalteca, ya que "sus huesos quedaron totalmente destrozados, sobrexpuestos, y perdió la irrigación sanguínea", de tal forma que "los especialistas tuvieron que recurrir a una cirugía total y le amputaron del chamorro para abajo".

Además de las lesiones provocadas por los golpes, precisó, "su estado sicológico es traumático". Inclusive presenta síntomas de paranoia y teme se pueda infiltrar al hospital alguno de sus agresores, quienes "la amenazaron de muerte en caso de revelar los hechos".

El sacerdote refirió que los centroamericanos que acompañaban a Gabriela Ma-ritza Barrios fueron detenidos por el INM, aunque la dependencia los mantendrá en esta ciudad sin deportarlos para que relaten al Ministerio Público lo que sucedió.

Tomado de www.jornada.unam.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.