Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Red espionaje en Guatemala se creó con fondos públicos en 2012, según diario
Por la redacción de lavanguardia.es - Guatemala, 7 de agosto de 2018

El Gobierno de Guatemala creó con fondos públicos una red de espionaje en 2012, que al parecer se mantiene hoy en día y que usa las redes sociales y los teléfonos móviles para sus acciones, según un reportaje publicado hoy por un medio local.

El Ejecutivo, por su parte, se apresuró a desmentir la existencia de una red de espionaje usada por el gabinete y aseguró que las aplicaciones a las que hace referencia la investigación están secuestradas por procedimiento judicial.

En la investigación de "Nuestro Diario" se señala que se gastaron más de 90 millones de quetzales (unos 12 millones de dólares) para que expertos en tecnologías montaran un "sistema de vigilancia de última generación", que fue comprado a "un traficante israelí" identificado como Ori Zoller.

Desde 2012, durante el Gobierno de Otto Pérez Molina (en prisión preventiva por varios casos de corrupción), se compró equipo tecnológico "de última generación" para "escuchar llamadas, ver mensajes, robar claves de correos y accesar (acceder) a las redes sociales".

Según el medio, es así como se ordenó el seguimiento, a través de la Dirección General de Inteligencia Civil y con fondos de entidades como la Policía Nacional Civil o la Secretaría de Inteligencia Estratégica, a "políticos, empresarios, periodistas, activistas y diplomáticos".

"Nada de esto ocurrió sin el conocimiento de las máximas autoridades", se asegura en el reportaje, en el que se indica que se compraron las "versiones más avanzadas" de programas como "Penk-Link, Conceptus, Circles, Citer 360, Avatar, Pegasus, Laguna, entre otros" para "escuchar, leer, observar y seguir a quien sea".

Fue el empresario israelí el que vendió el primer equipo de escuchas a través de una empresa italiana que adquirió un software denominado "Galileo", pero otros gastos fueron "maquillados" con el pretexto de "seguridad del Estado".

Esta unidad "clandestina" empezó a desaparecer en mayo de 2015, cuando la entonces ministra del Interior, Eunice Mendizábal, ordenó una auditoría que reveló "actos ilegales" y que provocó que algunos agentes fueran denunciados ante el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), aunque la investigación continúa y "aún no da frutos".

"En las últimas semanas, exfuncionarios han denunciado estar siendo vigilados y perseguidos por el actual Gobierno. Nuestra investigación también revela cómo el personal que realizaba dichas prácticas sigue trabajando para el Estado", agrega el reportaje.

Las víctimas de este espionaje, puntualiza, eran seleccionadas "por sus convicciones políticas, sociales o porque eran críticas a las acciones de las autoridades de turno".

El periódico asegura que la información de la que dispone muestra el alcance que el Gobierno guatemalteco "tuvo y mantiene para vigilar a la sociedad, saltándose las leyes existentes", y añade que debido a la magnitud de la investigación se publicará información hasta el próximo viernes.

Al respecto, el ministro guatemalteco de Gobernación, Enrique Degenhart, negó la existencia de una red de espionaje usada por el Ejecutivo y aseguró que esas aplicaciones están secuestradas por la Fiscalía y la Cicig, "a través de un procedimiento judicial".

"No tenemos conocimiento qué están haciendo con ellas. No las tenemos de vuelta", dijo el ministro, quien añadió que su uso es "a discreción de la administración que las secuestró", con lo que rechazó cualquier responsabilidad de su cartera.

Insistió en que con ello no quería dar a entender que la Fiscalía y la Cicig las estén usando, sino que los únicos que pueden dar una respuesta "son ellos" porque el Ministerio de Gobernación "no tiene esas herramientas".

Fuente: www.lavanguardia.es


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.