Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El petróleo y la inflación
Por Elmer Telon - Guatemala, 18 de agosto de de 2007

De acuerdo con las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía nacional experimentó su mayor salto inflacionario de los últimos meses.

El precio de la canasta básica vital se incrementó en alrededor de los Q40, influenciado principalmente por el aumento de precio de productos como el pan, la leche, maíz, derivados de las grasas, entre otros.

El maíz, producto esencial de la dieta básica de los guatemaltecos, se ha mantenido en una espiral desde los primeros meses del presente año, esto a raíz de la demanda internacional que ha visto en el grano una alternativa importante para la creación de biocombustibles.

Según las estadísticas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), en enero el precio del quintal de maíz rozaba los Q90 en el mercado por mayor; en la actualidad un quintal de maíz oscila entre los Q140.

El MAGA le ha apostado a la normalización del precio del maíz para fin de año con las cosechas que se esperan en el norte y sur del país, especialmente en el departamento del Petén, que ha orientado gran parte de su producción; no obstante los esfuerzos que argumenta el ministerio, el mercado no da muestras de regularizarse y las tortillas cada vez son más pequeñas.

Las autoridades de la mencionada cartera manejaron en meses previos la posibilidad de importar maíz de Argentina o Nueva Zelanda, como una posibilidad para paliar el incremento, instancia a la que no se llegó.

Similares argumentos ha utilizado el Ministerio de Economía (Mineco), únicamente que en el tema de la harina, la que también ha tenido un comportamiento alcista en el presente año, lo cual ha llevado a los productores de pan aumentar el precio del mismo casi en un 50 por ciento en los últimos ocho meses.

El viceministro del Mineco, Sigfrido Lee, aseguró hace algunas semanas que analizaban la posibilidad de ingresar un contingente de harina libre de arancel con el objetivo de impedir incrementos a los derivados del trigo.

No obstante esta medida no ha llegado. Consultado acerca del avance, el viceministro afirma que el ministerio se encuentra a la espera de la solicitud de las cooperativas que aglutinan a las panificadoras del país, quienes deben presentarles la solicitud del contingente de necesario para su producción.

Analistas estiman que este tipo de medidas difícilmente se efectúan, puesto que afectan los intereses de los productores y expendedores nacionales.

El precio al pasaje del transporte público de los municipios del departamento de Guatemala también se ha visto afectado por un incremento reciente

El petróleo, el gran culpable

La causa de la escalada de precios se debe, según las autoridades, a la inestabilidad del precio del petróleo en el mercado internacional, el cual ha registrado costos nunca antes vistos, esto a razón de la gran demanda de combustible generada a nivel mundial.

Según Carlos Barreda, del Colectivo de Organizaciones Sociales (COS), el aumento de precios del petróleo afecta la economía, principalmente por dos razones: el costo agregado por el transporte, y la generación de energía eléctrica, de la cual Guatemala mantiene una dependencia importante.

Dependencia que de acuerdo con las autoridades del Ministerio de Energía y Minas no puede ser cambiada a corto plazo, aunque aseguran que se trabaja en la búsqueda de energías alternativas, no obstante esos beneficios no se encuentran al alcance por lo que la economía nacional seguirá vulnerable a los cambios globales en un mundo globalizado.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.