Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Persiste impunidad en asesinatos de mujeres
Por la Redacción de La Hora - Guatemala, 22 de octubre de 2005

María Isabel, de 15 años, fue secuestrada en la ciudad de Guatemala la noche del 15 de diciembre del 2001. Su cuerpo apareció pocos días antes de Navidad.

Según su familia habían signos de violación. Le habían atado las manos y pies con alambre de púas, la habían apuñalado y estrangulado. Después la metieron en una bolsa.

Cuando la encontraron, su rostro estaba desfigurado por los golpes y el cuerpo estaba lleno de agujeros. Tenía colocada una cuerda alrededor de su cuello y algunas de las uñas de sus manos estaban dobladas hacia atrás.

Pese a algunas investigaciones iniciales, los responsables del asesinato de María Isabel siguen en libertad. Este y miles de casos similares se repiten a diario en nuestro país. Las cifras de mujeres muertes por violencia no han sido exactas por parte de las autoridades y mucho menos el castigo a los agresores.

Lo anterior lo reportó la Agencia de Información Solidaria, donde resaltan declaraciones de representantes de Amnistía Internacional, la cual reitera que la ausencia de investigaciones y de fallos condenatorios adecuados en casos de homicidios de mujeres y niñas en Guatemala transmite el mensaje de que en nuestro país la violencia contra las mujeres es aceptable.

La oficina del Procurador de los Derechos Humanos refiere que sólo se han investigado el 9% de los casos. Asimismo, organismos oficiales que intervienen en las investigaciones afirman que el 40% de los casos sólo se archivan.

CRÍMENES DE ODIO CONTRA LAS MUJERES

El vocablo feminicidio, se traduce en los delitos de lesa humanidad que contienen los crímenes, los secuestros y las desapariciones de niñas y mujeres en un cuadro de colapso institucional.

Marcela Lagarde, feminista y Presidenta, Comisión Especial para conocer y dar seguimiento a las Investigaciones Relacionadas con los Feminicidios en la República Mexicana y a la Procuración de Justicia Vinculada, así lo describe.

Se trata del genocidio contra mujeres y sucede cuando las condiciones históricas generan prácticas sociales que permiten atentados contra la integridad, el desarrollo, la salud, las libertades y la vida de las mujeres.

"Hay feminicidio cuando el Estado no brinda garantías a las mujeres y no crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en la casa, ni en los espacios de trabajo, tránsito o de esparcimiento" detalla la legisladora mexicana.

Para Lagarde, hay feminicidio cuando el Estado no brinda garantías a las mujeres y no crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en la casa, ni en los espacios de trabajo, tránsito o de esparcimiento.

Lo extraño para muchos, es que tanto el Ministerio de Gobernación y el Ministerio Público manejan cifras diferentes sobre las muertes de personas de sexo femenino. Años atrás, los asesinatos de mujeres reflejaban una tendencia relativamente estable o incluso a la baja.

La diputada Alba Estela Maldonado de la Comisión de la Mujer en el Congreso, explicó que los feminicidios se distinguen porque las mujeres ejecutadas previamente son víctimas de vejaciones en el ámbito sexual.

"Muchas veces son abandonadas en diferentes lugares, sugiriendo una planificación no sólo para eliminar a la víctima, sino también para dejar mensajes de intimidación" describe la parlamentaria.

SIMILITUDES CON ACCIONES CONTRAINSURGENTES

Maldonado señaló que el patrón de operaciones tiene similitudes con el tipo de violencia utilizado por el Ejército contra mujeres durante el conflicto armado, durante el cual fue frecuente el asesinato de mujeres embarazadas y la mutilación de sus cuerpos.

La Procuraduría de los Derechos Humanos PDH, presentó un informe en el que explican que el perfil de las víctimas es entre 13 y 36 años de edad, se trata de mujeres de bajo nivel socioeconómico.
En muchos casos, las ocupaciones de las víctimas estaban vinculadas con los quehaceres domésticos remunerados o no, o con actividades productivas que requieren poca calificación.

Myrna Ponce, diputada del Frente Republicano Guatemalteco FRG señaló que las cifras de crímenes contra mujeres en Guatemala son alarmantes.

"Este tipo de violencia es un conjunto de actos que violan los derechos básicos de las mujeres, tiene consecuencias devastadoras para quienes la sufren y traumatiza a quienes presencian esos actos y deslegitima a los Estados que no la impiden" declaró la congresista.

Entre los años 2001 y 2004 fueron asesinadas mil 188 mujeres y niñas en Guatemala, según las cifras gubernamentales, sin embargo, la verdadera dimensión de los feminicidios no ha sido posible cuantificar hasta el momento, según concluyen las entrevistadas.

De los mil 897 casos de mujeres asesinadas en el país desde 2001, sólo cinco casos fueron conocidos en los tribunales de justicia.

UN ESTADO INDIFERENTE

La congresista Anabella de León indicó que en Guatemala, las autoridades están tratando de levantar una cortina de humo indicando que los asesinatos de mujeres provienen de las maras y otros aspectos que no están ligados a la realidad.

Por ejemplo, la legisladora cita que son varios factores, como la violencia y la crisis económica que tiene preocupada a la población y por ende, los sectores más vulnerables salen más afectados.

"Tenemos falta de voluntad política y negligencia para combatir este flagelo" dijo la entrevistada, en referencia al actuar de las autoridades al respecto.

Según De León, existe indiferencia incluso en la sociedad, quienes tratan de desviar la atención, "por supuesto que hay un porcentaje de participación de las maras, pero en realidad es la inseguridad que reina en el país y la violencia intrafamiliar además de la ausencia de salarios justos al trabajo que realizan las mujeres es la otra parte del problema" concluyó.

La legisladora declaró que hasta en la política existe este tipo de violencia, en especial cuando existe discriminación o exclusión al trabajo que realizan las parlamentarias.

SUPERAMOS A MÉXICO

A criterio de Roxana Baldetti, ex presidenta de la Comisión de Gobernación en el Congreso, superamos a México respecto a los asesinatos de mujeres, situación lamentable ya que no observa esfuerzos suficientes por parte de las autoridades.

"Ellos dicen que las mujeres víctimas estaban vinculadas a las pandillas, pero eso no es así" observó la legisladora, quien exige más atención al tema que tiene de rodillas a la población afectada.

Contribuyen al feminicidio el silencio social, la desatención, la idea de que hay problemas más urgentes y la vergüenza y el enojo que no conminan a transformar las cosas, sino a minimizar el hecho y demostrar que no son tantas "las muertas". Marcela Lagarde.

MUJERES OPINAN

Ileana Alamilla:

La directora de la agencia Cerigua y de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG), Ileana Alamilla, declaró que los periódicos no le dan el espacio necesario a estos temas y que no se manejan cifras exactas. "Las mujeres sólo son noticia cuando son víctimas de algo".

Explica que ello refleja iniquidad en las publicaciones, incluso cuando se trata de mujeres indígenas, además de que la labor de la mujer no se da a conocer con frecuencia.

Cerigua cuenta con informes en los que destacan que en el 2004 el grupo más afectado fue el que comprende las edades de 13 a 24 años. Para este año la tendencia oscila de los 25 a 36 años de edad. Además indica que la Policía Nacional Civil reporta 473 casos y los medios impresos sólo 318, en lo que va del año.

Nineth Montenegro:

La diputada Nineth Montenegro opina que hay falta de voluntad por parte del gobierno para disminuir los índices de violencia contra las mujeres. Repite que son miles de casos los que existen y los agresores no son detenidos.

La congresista explica que esto es un problema que afecta fuertemente a Guatemala y México. Además dice que en mayores proporciones las víctimas pertenecen a un estrato social bajo.

EXIGEN REFORMAR EL CÓDIGO PENAL

Las organizaciones de mujeres y la sociedad civil demandan aprobar las reformas al Código Penal, en cuanto a los delitos que se comenten contra las féminas.

También proponen otorgar asignación de presupuesto para el funcionamiento de la Coordinadora Nacional para la Prevención de la Violencia Intrafamiliar y contra las Mujeres (CONAPREVI), además de la Ejecución del Plan Nacional de Prevención y Erradicación de la Violencia Intrafamiliar y contra las Mujeres (PLANOVI)

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.