Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 21 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Trabajadores guatemaltecos supuestamente estafados de los permisos de trabajo ahora se enfrentan a deportación
Por Jose Rey - Canada, 21 de noviembre de2016

Los trabajadores migrantes dicen que se les pagó tan poco como $ 300 por trabajar 85 horas a la semana

Más de una docena de trabajadores agrícolas migrantes de Guatemala dicen que fueron engañados en sus permisos de trabajo y que tratados como “esclavos” después de llegar a Quebec a principios de este año.

Los trabajadores fueron detenidos cuando funcionarios de inmigración allanaron una agencia de colocación en Victoriaville, Quebec, el mes pasado, y ahora se enfrentan a la deportación.

“Pensamos que este era un buen lugar para trabajar y ganar un buen sueldo”, dijo Juan Antonio Godoy Enríquez, uno de los trabajadores, en una conferencia de prensa en Montreal el martes.

“Pero en cada lugar que trabajamos, nos convertimos en esclavos y no recibimos lo que nos prometieron”.

Enriquez expresó que a los trabajadores se les paga a veces tan poco como $ 300 por trabajar 85 horas a la semana. “Aún nos pagaban mejor que en casa, así que mantuvimos la boca cerrada”, agregó.

Enriquez indicó que estaban trabajando en una granja en Victoriaville cuando una agencia de colocación, Les Progrès Inc., los alentó a dejar sus trabajos para llenar en otras granjas en el centro de Quebec. Dijo que la agencia les prometió permisos de trabajo para hacer la mudanza. En lugar de eso, la agencia tomó miles de dólares de su salario, pero nunca solicitó los permisos, manifestó.

La Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá informó que sus oficiales lideraron el allanamiento el 26 de octubre, como parte de una investigación sobre trabajadores no autorizados. Tanto la RCMP como la Sûreté du Québec confirmaron que ayudaron en la operación.

El dueño de Les Progrès Esvin Cordon, quien también es originario de Guatemala, dijo a Radio-Canadá el fin de semana que no tiene nada que ocultar. Se negó a comentar más cuando fue contactado por los medios este martes.

Ninguna de las alegaciones de los trabajadores migrantes ha sido probada en los tribunales. La abogada de Cordon, Lydie-Magalie Stiverne, expresó que también fue arrestado durante la incursión pero no ha sido acusado de un crimen.

“Dice que las acusaciones son completamente falsas”, dijo Stiverne. “Y él dice que siempre quiso hacer todo legalmente.”

Stiverne dice que Cordon le dijo que los trabajadores migrantes se le acercaron para trabajar.

Accedió a encontrarles trabajos, con la condición de que solicitaran un cambio en su estatus migratorio. Los trabajadores firmaron un contrato con otra agencia para ocuparse de eso, indicó.

“Para ver su reputación empañada, es muy difícil para él en este momento”, agregó Stiverne.

Enfrentando la deportación

En la conferencia de prensa, la abogada de los trabajadores guatemaltecos, Susan Ramírez, dijo que los 15 de sus clientes fueron detenidos por oficiales de la CBSA, durante el allanamiento el 26 de octubre. Uno de los migrantes fue deportado esta mañana.

Cuatro fueron puestos en libertad bajo fianza de 1.500 dólares con promesas de garantes que son ciudadanos canadienses, lo que Ramírez dijo que los hace menos de un riesgo de vuelo. Los diez restantes se mantienen en el centro de detención de inmigrantes en Laval. Uno de los hombres bajo custodia está programado para ser deportado el martes. Los otros se presentarán en una audiencia de inmigración el lunes;Todos se enfrentan a la deportación.

Ramírez está pidiendo una suspensión en el proceso de remoción y para que los trabajadores reciban permisos de trabajo abiertos. Ella argumenta que sus clientes no violaron voluntariamente la ley y se les debería dar una segunda oportunidad.

Ramírez anunció que no se daban cuenta de que habían perdido su estatus, porque Cordon les había asegurado que se había encargado de los papeles. Ella dijo que su estado se volvió ilegal una vez que cambiaron los lugares de trabajo.

También han presentado quejas ante el consejo de salud y seguridad en el trabajo de la provincia, CNESST. Las denuncias están dirigidas a la agencia de colocación ya las fincas donde trabajaron.

Fuente: www.magazinelatino.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.