Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Estado acepta crimen
Agentes de la inteligencia militar ejecutaron en 1984 al escritor Luis de León
Por Claudia Méndez Villaseñor - Marzo 2004

Luis de León, dirigente magisterial y miembro del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT), fue secuestrado en mayo de 1984 por agentes de la Unidad de Inteligencia Militar del Ejército.

La desaparición forzada y ejecución del escritor José Luis de León Díaz (Luis de Lión) fue obra de agentes del Estado en 1984, reconoció la Comisión Presidencial de Derechos Humanos (Copredeh) ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

De León fue secuestrado el 15 de mayo de 1984, en la 2a. avenida y 11 calle de la zona 1, durante una acción de inteligencia militar. Se presume que fue ejecutado el 5 de junio del mismo año.

El caso tuvo que esperar casi dos década para obtener justicia. Durante las sesión de la CIDH, el Estado de Guatemala reconoció que agentes de la Unidad de Inteligencia Militar asesinaron al autor de El tiempo principia en Xibalbá, como parte de las operaciones contrainsurgentes.

Copredeh admitió que durante casi dos décadas se negó justicia a los familiares de De León Díaz. Además, no hubo investigación ni persecución penal para esclarecer el hecho de violencia.

Diario Militar

A partir de 1984, la familia del escritor no volvió a tener noticias sobre su paradero.

Fue hasta 1999, con el descubrimiento del llamado “Diario Militar” dentro de documentos desclasificados en Estados Unidos, que reapareció el nombre de De León.

En la ficha número 135 del “Diario Militar” aparece la foto del escritor y algunos detalles de su captura.

En la última línea aparece la fecha “5 de junio de 1984:300”, lo que indicaría que ese día fue ejecutado.

En su memoria

Como parte del acuerdo de solución amistosa, se incluyeron acciones como gestionar que la biografía y la obra literaria de De León Díaz sean incluidas dentro del programa de estudios del sistema educativo nacional.

Además, se acordó que la Universidad de San Carlos de Guatemala le otorgue un doctorado honoris causa, por su labor docente y logros literarios.

Copredeh deberá también solicitar al Ministerio Público el esclarecimiento del crimen, para que el caso sea llevado a un tribunal y que se busque la osamenta del escritor.

Reacción: “Cierra heridas de la guerra”

“ Reconozco el trabajo de mi hermana, Dina Mayarí, que ha sido uno de los baluartes más importantes para que en la parte jurídica el caso tuviera la beligerancia que hoy tiene”, expresó Luis de León hijo.

“ Nos sentimos muy congratulados con esta decisión del Gobierno, porque ayuda a lavar las heridas de 36 años de guerra que sólo dejó huérfanos, como nosotros, y viudas, como mi madre, María Tula”.

Para De León, el reconocimiento del Estado deberá ser una piedra angular, “para que no olvidemos a los miles de desaparecidos que no tienen nombre”.

Otros casos: En busca de justicia

La próxima semana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) conocerá otros casos en donde se sindica al Estado por su responsabilidad en masacres y asesinatos.

Entre los casos está la masacre de Plan de Sánchez, ocurrida el 18 de julio de 1982, en Rabinal, Baja Verapaz.

Además, la muerte del comisario de la Policía Nacional José Miguel Mérida Escobar, en 1991, encargado de investigar el asesinato de la antropóloga Myrna Mack.

También se incluye la muerte del niño de la calle Marcos Quisquinay, ocurrida en 1994, al estallarle una granada.

La CIDH deberá conocer varios casos de adopciones. En ellos, el sistema de justicia excluyó del proceso a los familiares de los menores de edad que fueron adoptados y que hoy residen en EE.UU.

En el Diario Militar

Documentos confidenciales señalan al Ejército como responsable de la desaparición del escritor.

Luis de León, dirigente magisterial y miembro del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT), fue secuestrado en mayo de 1984 por agentes de la Unidad de Inteligencia Militar del Ejército.

En 1999, el National Security Archives reveló la existencia del Diario Militar, que contenía datos sobre 183 casos en los que se incluia al escritor.

El documento señala que De León fue ejecutado un mes después de su captura ilegal.

Tomado de Prensa Libre - www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.