Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Más mujeres van a EE.UU.
Por Olga López Ovando - Guatemala,10 de diciembre de 2007

Cifra podría superar a la de hombres

Mejorar su calidad de vida y salir de la pobreza han sido los principales motivos para que cada día aumente el número de mujeres que se marchan a trabajar, de manera ilegal, a Estados Unidos.

Aunque no hay datos precisos sobre la cantidad de mujeres que están abandonando sus lugares de origen, un estudio del Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh), efectuado en 78 municipios, confirmó esa situación y sus intenciones de trabajar en ese país o de reunirse allá con sus maridos.

Organizaciones que velan por los derechos de los migrantes reconocen el evidente incremento de mujeres en esa condición, y aseguran que la cifra podría llegar a superar a la de hombres que emigran a aquella nación.

“Decenas de mujeres están viajando de manera ilegal a Estados Unidos, sin importarles el peligro a que se exponen”, expresó Ábner Paredes, coordinador del área de Juventud de Caldh.

Peligro presente

Ataques de pandillas, agresiones de policías y de agentes migratorios, secuestros, violaciones, hambre y enfermedad son los riesgos que deben enfrentar en el trayecto.

El referido estudio estableció que la mayoría de mujeres que se arriesgan a viajar de manera ilegal pertenecen a áreas rurales, y las motivan la pobreza, la desintegración familiar, la violencia intrafamiliar y la falta de oportunidades de trabajo en sus localidades.

“La mayoría de mujeres que se atreven a abandonar sus hogares son madres solteras que buscan una mejor calidad de vida para sus hijos”, expresó Paredes.

En otros casos, ellas buscan reunirse con sus esposos, quienes ya están trabajando en EE.UU.

Los coyotes (traficantes de personas) cobran, por un viaje por tierra hasta la frontera de México con Estados Unidos, entre Q15 mil y Q25 mil.

El costo sube si el viaje es por avión y con documentos falsos. En tal caso, cobran entre Q40 mil y Q50 mil, hasta el aeropuerto de Los Ángeles.

Para la mayoría de mujeres, pagar esa cantidad es imposible, así que solicitan transporte a pilotos de camiones que llegan hasta la frontera entre Guatemala y México. Muchas se quedan en poblaciones mexicanas, a fin de trabajar para reunir más dinero y llegar a EE.UU.

Algunas no lo logran, pues en el camino mueren o son detenidas en estaciones migratorias.

Josefina* fue una de las mujeres que no tuvo la suerte de llegar a su destino. Ella era originaria de San Marcos e intentó llegar a Estados Unidos cruzando un desierto, pero murió deshidratada.

En el caso de Mariela*, logró sobrevivir al beber la orina de su compañera de travesía. Al principio, ella se resistía, pero el recuerdo de sus dos hijos la hizo armarse de valor.

Para Saúl Cifuentes, director de Inmigración Internacional SOS, la pobreza que se padece en muchas comunidades es la razón por la que muchas mujeres están marchándose al Norte. “En los últimos meses, la diferencia con los hombres se ha reducido, y hay más mujeres que deciden irse, sin importarles pasar situaciones difíciles”, expresó.

Decididas

El estudio de Caldh también determinó que más de 50 por ciento de los jóvenes (hombres y mujeres) llegan a su destino.

Se estableció que estos jóvenes poseen estudios universitarios, pero la falta de oportunidades de trabajo los obliga a marcharse. La muestra se concretó con mil 200 personas de ese sector.

El análisis mencionado será entregado a las autoridades en enero del 2008, a efecto de que impulsen políticas públicas a favor de los jóvenes y se creen fuentes de trabajo, para que éstos no estén obligados a emigrar.

Posturas

Superación

“La mayoría de mujeres que emigran son madres solteras que aspiran a tener más recursos para sacar a delante a sus hijos. En otros casos, van en busca de reunirse con sus esposos”, expresó Ábner Paredes, de Caldh.

Información

“Las autoridades deben impulsar programas de información sobre los peligros a que se enfrentan las mujeres, a efecto de que se abstengan de viajar de manera ilegal”, opinó Saúl Cifuentes, de Inmigración Internacional SOS.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.