Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Ríos Montt queda bajo arresto en su domicilio - Resolución: Sala enmienda fallo de juez, que procesa al líder del FRG por el Jueves Negro
Por Conié Reynoso - 13 de mayo de 2004

Efraín Ríos Montt, durante la diligencia judicial del 8 de marzo recién pasado, en donde se le dictó arresto domiciliario.

El líder eferregista Efraín Ríos Montt tendrá que asesorar desde su vivienda a sus correligionarios, luego de que una sala de Apelaciones ordenara que el arresto domiciliario emitido por los disturbios del Jueves Negro, debe cumplirlo sin salir de casa.

De manera extraoficial se conoció ayer que la Sala Décima de la Corte de Apelaciones modificó la medida impuesta hace dos meses por el juez Quinto de Instancia Penal, Víctor Hugo Herrera Ríos.

El juez emitió arresto domiciliario contra Ríos Montt, sindicado de homicidio preterintencional, coacción y amenazas, por los disturbios del 24 de julio del año pasado, llamado Jueves Negro. Sin embargo, le daba la libertad de desplazarse por toda Guatemala.

La resolución fue impugnada por el Ministerio Público (MP) a solicitud de Walter Robles, abogado de la familia del periodista Héctor Ramírez, quien falleció durante los disturbios.

Prisionero en su casa

Una fuente del Organismo Judicial que pidió no ser identificada señaló que el arresto domiciliario debe ser entendido como prisión en la casa del sindicado. Sin embargo, los jueces no lo aplican como es debido. “En este caso, se modificó la medida como lo señala la ley”, agregó.

El MP también apeló las fianzas impuestas a los sindicados por los disturbios del Jueves Negro, entre ellas, las del ex ministro de Gobernación Adolfo Reyes Calderón, el ex director de la Policía Nacional Civil Raúl Manchamé y el diputado del Frente Republicano Guatemalteco Jorge Arévalo.

Organizaron turbas

También son acusados Waleska Sánchez, ex secretaria de la diputada Zury Ríos; Íngrid Argueta, sobrina del general, y su nieto Juan Pablo Ríos. A ellos se les señala de organizar a las turbas que causaron zozobra en la capital el 24 y el 25 de julio.

Todos pagaron una fianza de Q100 mil para no ir a la cárcel. Además, fueron arraigados y quedaron ligados a proceso. Los sindicados también apelaron el fallo.

Por terrorismo

Robles señaló que en las apelaciones se pidió que los sindicados fueran llevados a prisión preventiva y se les adhiriera el delito de terrorismo, lo cual no fue aceptado por los magistrados de la sala de Apelaciones.

De forma extraoficial

“De manera extraoficial me enteré del fallo de la sala, el cual sienta un precedente en la justicia guatemalteca, al lograrse el arresto del general en su propia casa”, dijo el abogado.

La magistrada Yolanda Pérez, presidenta de la sala, dijo desconocer el fallo de ese tribunal e indicó que hasta hoy se conocerá la resolución.

Al ser consultado sobre la decisión del tribunal, el presidente Óscar Berger dijo que la desconocía y que respetaba el fallo de los magistrados.

Ayer se intentó entrevistar a Ríos Montt en su residencia de la zona 15, pero el guardia de seguridad indicó a los reporteros de Prensa Libre que el ex presidenciable estaba descansando, y que no había otra persona que pudiera atender.

Dos días a merced de turbas

En junio se cumplirá un año de que hordas del FRG se apoderaron de la capital.

Advertencia: el 21 de junio, Ríos Montt afirma públicamente que si no se le inscribía como candidato presidencial, era posible que perdiera el control de las bases del partido y se suscitaran actos de violencia.

Jueves 24: desde temprana hora la capital fue tomada por sujetos encapuchados, armados con palos y machetes, que exigían la inscripción de Ríos Montt. Habían sido acarreados en autobuses desde diferentes puntos del país.

Impunidad: Las fuerzas de seguridad no actuaron. Mientras, los manifestantes lanzaban piedras contra edificios, gritaban “Sí se puede”, quemaban llantas y rodeaban la Corte Suprema de Justicia, la Corte de Constitucionalidad y el Tribunal Supremo Electoral.

Víctima: El periodista Héctor Ramírez, conocido como el reportero X, fue perseguido por las turbas cuando cubría la manifestación. Logró refugiarse en una vivienda, pero sufrió un paro cardíaco y murió en el lugar.

Organizadores: Diputados oficialista fueron vistos coordinando las turbas, aunque después lo negaron. Todavía el viernes 25, las hordas eferregistas prosiguieron con las protestas. Ese día intervinieron las fuerzas de seguridad.

Tomado de Prensa Libre - www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.