Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Casos de racismo no llegan a debate oral
Por Leslie Pérez - Guatemala, 18 de diciembre de 2007

MP contabiliza 142 denuncias en últimos dos años

La Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo (Codisra) ha recibido 30 denuncias por discriminación racial en lo que va de este año, la mayoría de cuyos casos se debe a acciones contra la espiritualidad maya.

Dentro de estos 30 expedientes figura uno interpuesto por varias organizaciones indígenas, quienes pidieron a dicha dependencia investigar los comentarios vertidos por el ex candidato presidencial Pablo Monsanto, en una entrevista publicada en un matutino, por considerar que sus palabras podrían contener connotaciones racistas.

En esa oportunidad, el ex presidenciable aseguró que “todos los indígenas tienen una conducta en la que en determinado momento les brota el resentimiento contra los ladinos”.

Marco Antonio Curruchich, integrante de Codisra, aseguró que la función de esta entidad es registrar y canalizar los casos hacia las instituciones correspondientes.

Agregó que entre sus responsabilidades está asesorar a instancias, tanto del Estado como privadas, en la búsqueda de mecanismos que combatan la discriminación y el racismo.

Al ser consultado, Monsanto se limitó a indicar que se trata de una difamación, y que sus declaraciones fueron tergiversadas. “Nosotros no necesitamos demostrar que luchamos con las armas en las manos precisamente para liberar a los indígenas de la opresión en la que los han mantenido”, aclaró.

Sin llegar a juicio

Según se indicó, este caso será trasladado al Ministerio Público (MP) para las pesquisas respectivas.

El ente investigador del Estado registra un total de 142 denuncias por discriminación racial en los últimos dos años; 78 fueron interpuestas en el 2006, y 64, en el 2007.

Eduardo De León, secretario ejecutivo de la Fundación Rigoberta Menchú, manifestó que existen dos razones para que estos hechos no lleguen a debate oral: una son las escasas condiciones para acceder a la justicia, y la otra es que los propios operadores actúan influidos por prejuicios. “Esto ya de por sí es discriminatorio; es un problema estructural”, afirmó.

Espiritualidad maya

Entre los casos que este año llegaron a Codisra se encuentran denuncias por aparente discriminación religiosa.

Pobladores de San Pedro La Laguna, Sololá, denunciaron al párroco de esa localidad, Óliver Antonio Meléndez, por haber suspendido las actividades espirituales en el sitio conocido como Chiquicajay, y supuestamente haber ordenado la desaparición de éste.

Hecho similar es la destrucción parcial del altar maya Yal Imox, ocurrida en Barillas, Huehuetenango.

La cofradía del templo católico de Xesuj, San Martín Jilotepeque, Chimaltenango, fue desalojada por parte del obispo de la diócesis correspondiente, relataron los cofrades de esa localidad.

Cifras

30 denuncias por racismo han sido planteadas en Codisra.

142 casos de discriminación racial ha conocido el MP, del 2006 al 2007.

3 años conmutables es la pena máxima por el delito de discriminación.

Disculpas públicas: Un delito conmutable

Los casos más sonados de discriminación étnica son los hechos ocurridos a Silvia Velásquez Nimatuj, a quien en el 2002 se le impidió ingresar en el restaurante-bar Tarro Dorado. En esa ocasión, personeros de ese negocio ofrecieron disculpas públicas.

A raíz de esa acción, se tipificó el delito de discriminación, en el Código Penal, para el cual establece prisión de uno a tres años y multa de Q500 a Q3 mil; ésta se agrava en una tercera parte cuando la discriminación sea por razón idiomática, cultural o étnica.

Hasta ahora, el único caso que ha llegado a juicio oral es el de Rigoberta Menchú, quien fue agredida de manera verbal por simpatizantes del Frente Republicano Guatemalteco, en octubre del 2003. La sentencia condenatoria fue emitida en abril del 2004.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.