Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Xelajú crece sin orden
Por Carlos Loarca - Quetzaltenango, 19 de diciembre de 2007

Autoridades preocupadas por desarrollo habitacional sin ningún control

Autoridades de Xelajú temen que la sobrepoblación en la ciudad incida en un crecimiento urbanístico desordenado, que a futuro afecte en la calidad de servicios básicos y dañen el entorno ambiental.

Según datos de la Oficina de Cómputo Municipal, a la fecha, existe casi un millón de pobladores y unas 49 mil viviendas en la ciudad, las cuales se han edificado en las distintas colonias que se han fundado en los últimos años.

En 1991, se contabilizaban 6 colonias, pero en este año la cantidad aumentó a 300, lo que implica más consumo de agua, saturación de los sistemas de drenaje, producción de basura, y crecimiento de la zona urbana que genera deforestación.

Edwin Cojulum, de la Oficina de Catastro, comentó que la mayoría de proyectos habitacionales perforan sus propios pozos de agua, para surtir a sus habitantes, pero el manto freático se reduce considerablemente.

Agregó que en esta ciudad, hasta hace apenas ocho años, se comenzó a exigir que las construcciones llenen todos los requerimientos de la oficina de Catastro, como es la protección del medio ambiente.

Refirió que la llegada de comercios y empresas grandes que proveen todo tipo de servicios ha generado una migración a la ciudad de Xelajú, y es por ello el crecimiento desordenado.

Daño al ambiente

Guillermo Monterroso, director de la Oficina de Protección Ambiental y del Programa de Reforestación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, detalló que anteriormente muchos terrenos con bosque servían de pulmón para la ciudad altense, pero se desprotegieron y paulatinamente fueron destruidos para lotificarlos.

Explicó que actualmente muchas constructoras han notado la importancia de mantener y proteger las áreas verdes y han introducido complejos habitacionales con zonas boscosas.

Los entrevistados coinciden en que la comuna tiene el reto de diseñar una estrategia a corto, mediano y largo plazos, que permita controlar y regular el crecimiento habitacional y evitar daños al medio ambiente.

Plan de acción

Carlos Prado, de Servicios Municipales, señala que desarrollan y diseñan un plan de acción para evitar que en corto tiempo el estallido habitacional que se tiene en la ciudad pueda traer consecuencias graves.

Comentó que parte de la estrategia incluye la descentralización de las oficinas municipales para que éstas participen en la reorganización local y puedan atender a la población en los servicios de agua entubada, electrificación, drenajes, extracción de basura, lo que implica una reorganización local.

Puntualizó que la descentralización evitaría el crecimiento desordenado, la deforestación de las zonas boscosas y la contaminación, puesto que cada oficina tendría conocimiento detallado de las condiciones en las que se encuentra su jurisdicción.

Mencionó que es un reto para la municipalidad echar a andar un proyecto que evite que la urbanización acabe con los recursos naturales.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.