Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

En cinco años, el agua dejará de ser potable
Por Claudia Munaiz - Guatemala, 22 de junio de 2005

Falta de legislación amenaza calidad del líquido para consumo. El 70 por ciento de la contaminación de las fuentes de agua es causada por la actividad humana.

En menos de cinco años, tomar un vaso de agua pura podría convertirse en algo casi imposible, si no se cuidan los recursos hídricos ni se legisla sobre el uso del líquido vital.

Este fue el vaticinio de expertos en medio ambiente que ayer dieron a conocer los resultados de la investigación de Hidrología Forestal, “Estado Actual y Necesidades en Guatemala”, junio 2005, a cargo del Instituto Nacional de Bosques.

El 70 por ciento de la contaminación de las fuentes de agua es causada por la actividad humana; el 20 por ciento, por la agrícola, y el 10 por ciento, por la industrial, según datos del Observatorio Nacional del Agua.

“Está en riesgo la disponibilidad del recurso, pues depende mucho de la contaminación ambiental”, dijo Ogden Rodas, del Instituto de Incidencia Ambiental.

Mala calidad

El estudio indica que no es un problema de cantidad, sino de calidad. “De hecho, en el país las precipitaciones anuales son muy altas, pero no están donde y cuando las queremos”, explicó Yuri Melini, del Centro de Acción Legal Ambiental (Calas).

Los ejemplos más recientes son el deslave en Senahú, Alta Verapaz, y las sequías en el oriente del país.

El alto grado de contaminación y basura con que bajan las aguas del interior de las cuencas hídricas, dificulta el proceso de potabilización en la capital y el trabajo de las plantas de tratamiento.

“Ya estamos sufriendo suspensiones temporales —de unas cinco horas diarias— de suministro de agua”, advirtió Hugo Vásquez, subgerente técnico de la Empresa Municipal de Agua (Empagua).

Otro problema son “las epidemias diarreicas, principal causa de mortalidad infantil en el país”, añadió Melini.

El crecimiento poblacional —2.6 por ciento anual— también incide en la oferta del líquido.

Ogden Rodas alertó que en menos de cinco años habrá problemas graves para abastecer la demanda.

Carlos Cobos, del Programa de Reconversión Productiva Agroalimentaria del Ministerio de Agricultura, dijo: “Si no hacemos nada, en 15 años habrá una crisis”.

Soluciones

Involucrar al sector agroindustrial, público y privado; aprobar la ley de aguas, crear un ente regulador, educar y concienciar a la población e impulsar programas de protección y mejoramiento de las cuencas, fueron las propuestas para que el líquido vital no se convierta en un peligro para la salud.

Congreso: Urge aprobar marco legal

La necesidad de administrar el recurso hídrico motivó a algunos legisladores a plantear el año pasado la iniciativa 3118 de la Ley General de Aguas al Congreso de la República.

El proyecto “crearía un sistema nacional de derechos y obligaciones, basado en la participación de tres actores: Estado, gobiernos locales y usuarios”, explicó Yuri Melini, uno de los impulsores de la propuesta.

Los defensores de la normativa coincidieron en que “el acceso al agua es un derecho humano en calidad y cantidad, por lo que urge su aprobación.

Tal vez no sea la mejor, pero es necesaria una regulación”, afirmó Carlos Cobos, del Maga.

El elemento vital

El cuerpo humano se compone en 70 por ciento de agua. Sin ella no se puede sobrevivir en el planeta.

0.7% del agua de la Tierra es dulce. Se encuentra en lagos, ríos, acuíferos y en el vapor.

3 vertientes hay en Guatemala: el Pacífico, el Caribe y el Golfo de México.

46 cuencas repartidas por el territorio.

100 mil 599 millones de metros cúbicos de agua disponibles al año.

3 mil 190 metros cúbicos por segundo de caudal manan a nivel nacional.

2 mil milímetros es la precipitación de lluvia anual en el país.

12.3 millones de personas en Guatemala necesitan agua potable para vivir.

205 mil 373 hectáreas de tierra con concentración de agua muy alta hay en Alta Verapaz.

950 km cuadrados de lagos y lagunas tiene el país.

33 mil 699 millones de metros cúbicos de agua subterránea fluyen anualmente.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.