Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Quejas en Guatecompras no son atendidas
Por Leslie Pérez - Guatemala,23 de diciembre de 2007

La mayoría de inconformidades por compras y contrataciones que hace el Estado tiene reparos; algunos monitoreos indican que la Contraloría tampoco les da seguimiento

El sistema electrónico de compras y contrataciones del Estado -Guatecompras- ha recibido en lo que va del año 883 inconformidades, de las cuales sólo 17 por ciento -158- han sido aceptadas. El 60 por ciento (526) fue rechazado y 199 están bajo análisis. Las estadísticas, registradas en la página de Internet http://www.guatecompras.gt/ muestran que este año hubo incremento de casi 30 por ciento en las quejas contra procesos de compras y contrataciones respecto del 2006, tanto en las compras de Q30 mil hasta Q900 mil como en las licitaciones de Q900 mil en adelante.

El año recién pasado, se presentaron 695 inconformidades, de las cuales 513 fueron rechazadas, es decir, más de 70 por ciento; cien fueron aceptadas y unas 82 se quedaron en análisis, lo cual frenó los procesos de compras y contrataciones de parte del Estado.

Marvin Flores, de Acción Ciudadana, quien se dedica a monitorear los procesos que se publican a través del portal, asegura qua las irregularidades o violaciones que se cometen a la Ley de Contrataciones son muchas y se lamenta de que no sean investigadas por el ente contralor. “Ello permitiría detectar actos de corrupción antes de que éstos sean cometidos”, resalta.

Explica que la mayoría de las inconformidades son planteadas por empresas privadas a la instancia que él representa, y a entidades como la Cámara de la Construcción. Sin embargo, comenta que ocho de cada 10 objeciones son rechazadas.

Los motivos

Acción Ciudadana elaboró, en octubre de este año, un análisis sobre la forma en la que ha venido operando la página de Internet desde que se creó, en junio del 2005. En el documento se hace una evaluación no solo de la cantidad de inconformidades presentadas desde esa fecha hasta julio de este año, sino las causas e instituciones que más objeciones han recibido.

Entre las principales causas de quejas están: bases de cotización dirigidas a un proveedor o marca en particular, lo cual va en contra de la Ley de Contrataciones del Estado; adjudicaciones que no responden a las especificaciones técnicas solicitadas en las bases del concurso, y discrecionalidad en los criterios de calificación y porcentajes de puntuación.

Los interesados en participar en los concursos también se quejan, según el informe, de que en muchos casos no se publican las bases, y se hace de manera parcial. También de que las obras se adjudican a empresas que ofertaron a precios mayores.

Otra entidad que monitorea constantemente el portal de Internet es la Cámara Guatemalteca de la Construcción, que en el transcurso de este año ha planteado ocho inconformidades por incumplimiento a la ley en mención.

Entre las quejas planteadas por la institución, hay una sobre un proceso cuya apertura de ofertas no fue publicada que se cambian los horarios para la recepción de las cotizaciones y que no se cumple con el tiempo establecido por ley para preparar los documentos exigidos en la licitación.

Acción Ciudadana y la Cámara de la Construcción coinciden en que tanto las unidades ejecutoras como la Contraloría General de Cuentas le dan poca importancia a esas objeciones, lo cual hace poco transparentes los procesos de compras y contrataciones del Estado.

Contralor se defiende

Carlos Mencos, contralor general de Cuentas, rechaza esa afirmación, y asegura que muchos de los casos presentados en el portal no tienen sustento. “Los monitoreos no se han dejado de efectuar, y cuando detectamos alguna anomalía, se emiten las sanciones correspondientes.

Explica que en el 2006 se impusieron multas por Q10 millones, debido a irregularidades cometidas en los procesos de adjudicación, como por la no utilización del sistema Guatecompras. Este año, las sanciones apenas suman Q2 millones, la razón, según Mencos, es la fiscalización ejercida en las instituciones del Estado.

“Lo que se ha hecho es que los auditores que están en el Ministerio de Finanzas asignados al control de dicho portal pasan los reportes a los auditores delegados en cada una de las instituciones, para que ellos procedan directamente”, resalta.

Las más objetadas

De acuerdo con el estudio de Acción Ciudadana, los procesos iniciados por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social fueron los más objetados, con 30 por ciento del total. Le sigue el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, con el 5 por ciento, y en tercera posición se ubicaba el Ministerio de Gobernación. También se observan bastantes impugnaciones contra procesos abiertos por organizaciones no gubernamentales.

En el documento en referencia, se indica que en el caso del Ministerio de Salud, un alto porcentaje de las inconformidades se debe a solicitudes de ampliación de plazo para la recepción de ofertas en la adquisición de equipo médico hospitalario, derivado de las compras por emergencia que se debieron hacer el año recién pasado luego de la crisis en ese sector.

Justificaciones

Carlos Mérida, jefe de la Unidad Normativa de Adquisiciones del Ministerio de Salud, explica que el caso de esa cartera es especial, ya que necesitan que las medicinas y equipo quirúrgico llegue en las fechas establecidas. “Muchas empresas que se han presentado a los eventos y han ganado nos han quedado mal”, lo que ha dado lugar a desabastecimiento.

Pese a ello, reconoce que en algunos casos se han cometido errores en la elaboración de las bases, lo cual se debe a que son elaboradas por médicos que no tienen conocimientos técnicos, especialmente en el equipo médico: “Necesitaríamos contar con ingenieros biomédicos”.

En su descargo, indica que han dado trámite a la mayoría de inconformidades, siempre y cuando éstas estén sustentadas y planteadas formalmente.

En el caso del Ministerio de Comunicaciones, la evaluación indica que no se atienden quejas.

Más de 72 por ciento fue rechazado, y algunas ni siquiera fueron respondidas.

Danilo Piedrasanta, director de la Unidad Administrativo Financiera de esa cartera, reconoce que algunas bases podrían estar dirigidas a una determinada marca, pero que ello se da específicamente en aspectos de construcción y de informática.

“Por ejemplo, en cuanto a computadoras, hay muchas marcas, pero en algunas ocasiones se buscan con ciertas especificidades”, destaca.

Al igual que el representantes de Salud, Piedrasanta afirma que a cada una de las unidades ejecutoras se les ha pedido que estandaricen sus procesos a la hora de elaborar las bases. Respecto de que no dan trámite a las inconformidades, dice que eso no es cierto, y asegura que sí han tomado en cuenta las observaciones hechas en el portal, y que si éstas tienen fundamento legal, proceden a corregirlas.

Roberto Alfaro, diputado de Encuentro por Guatemala e integrante de la Comisión de Transparencia del Congreso de la República, manifiesta que existe un gran desfase entre la Ley de Contrataciones y la forma de operar de Guatecompras, ya que si bien esta norma establece procedimientos, no contempla sanciones para quienes los incumplan. “Es una de las leyes que forma parte de la agenda legislativa que quedó pendiente para el próximo año”, indica.

Los funcionarios entrevistados de alguna manera reconocen la falla y coinciden en que la objeción electrónica no es suficiente para que un proceso de cotización o licitación se detenga.

Se debe presentar un recurso de revisión ante el director de la unidad, y si aún así no se está conforme, puede plantearse un recurso de reposición. También se podría recurrir a un juzgado de lo Contencioso Administrativo, pero algunas veces los gastos en que se incurre en abogados y demás son tantos y los procesos tan largos que muchos inconformes prefieren esperar al próximo proceso y ver si salen beneficiados.

Engavetadas reformas a Ley de Contrataciones

La Comisión Presidencial para la Reforma y Modernización del Estado trasladó desde el año pasado al Congreso de la República una iniciativa de reforma a la Ley de Contrataciones, que entre otros aspectos resaltan las modificaciones que se proponen hacer tanto en los procedimientos de cotización como en los de licitación, ya que se deja claro que la entidad contratante no deberá fijar especificaciones técnicas o disposiciones especiales que hagan referencia a determinadas marcas, nombres comerciales, patentes o proveedores.

Además de la propuesta del Organismo Ejecutivo, en el 2006, el Organismo Legislativo recibió cuatro iniciativas más de reformas a ese basamento legal; entre ellas, una de la diputada Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala, que quiere obligar a que los fideicomisos también liciten y coticen en Guatecompras.

Este año, el congresista Jorge Luis Ortega, del partido Desarrollo Integral Auténtico, también propuso cambios, que entre otros figura lo relacionado a las inconformidades, en cuanto a que éstas pueden plantearse por medio de ese sistema electrónico y que éstas deben ser atendidas por las juntas correspondientes. Los procedimientos para llevar a cabo lo anterior requieren de un reglamento.

Sin embargo, todas estas iniciativas forman parte de la agenda legislativa que finalmente no fue aprobada y que quedará en manos de la próxima legislatura.

Mayra Palencia, de Coalición por la Transparencia, manifiesta que la discusión de las reforma a esa ley se ha postergado desde el 2000, sin que haya voluntad política para finalmente modificarla. Agrega que además de estos cambios, es urgente que en todas las instituciones se cree todo un andamiaje de adquisiciones, para que le den tratamiento a las objeciones planteadas.

Casos: Algunos procesos

Objeciones del último mes:

Asesores en Informática de Guatemala, S.A., planteó su inconformidad ante el Registro Nacional de las Personas, en el evento de adquisición de sistema de Administración de Recursos Humanos, porque a la empresa a la que se le adjudicó, Negocios, Asesorías y Servicios, S.A., no cuenta con la experiencia necesaria en esta implementación, y pese a ello se le otorgó la más alta calificación. El portal no determina qué tratamiento se le dio.

Equipos Médicos y Compañía Limitada planteó su inconformidad al Ministerio de Salud, porque a criterio de ellos la firma que ganó el evento no tiene la experiencia ni el apoyo técnico necesario, para cumplir con el mantenimiento preventivo trimestral de los monitores de signos vitales durante un período de 18 meses. La objeción fue rechazada.

Pricewaterhousecoopers, S.A., presentó su objeción ante la Superintendencia de Administración Tributaria, porque a su criterio la empresa adjudicada, Servicios Marítimos Profesionales, S. A., no tendría la suficiente experiencia para cumplir con la prestación del servicio de elaboración de un plan de emergencia y contingencia para esa institución. Aparentemente, se encuentra bajo análisis.

Servicios Quirúrgicos, S.A., se mostró inconforme porque la firma Oxi-Rent, S.A., salió favorecida para proveer filtros para glóbulos blancos para el Hospital Roosevelt, porque ellos ofrecieron un precio más bajo. La inconformidad fue rechazada.

Promociones, S.A., asegura haber presentado una mejor oferta en precio y calidad de servicio en el proceso de compra de vallas para la Municipalidad de Villa Nueva; se le otorgó a Corporación Orix, S.A.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.