Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Buscan en Guatemala a Donaldo Álvarez Ruiz
Por Pedro Pop, Lorena Seijo -24 de enro de 2005

México tiene indicios de que pudo ingresar por Chiapas

Las autoridades mexicanas sospechan que Álvarez Ruiz pudo haber buscado ayuda y refugio en Guatemala.

Se ha extendido a Guatemala la búsqueda de Donaldo Álvarez Ruiz, quien fue ministro de gobernación de Fernando Romeo Lucas García y es reclamado por la justicia española.

La acción de la Policía guatemalteca, confirmada por fuentes gubernamentales, se originó porque justo cuando se daba a conocer la orden de captura internacional contra Álvarez, desde su casa, en México, salían numerosas llamadas telefónicas hacia Guatemala, con el supuesto objetivo de arreglar su huida.

Las autoridades mexicanas sospechan que Álvarez Ruiz pudo haber buscado ayuda y refugio en Guatemala.

Por ello, pidieron la colaboración de autoridades guatemaltecas, que mantienen vigilancia en las direcciones señaladas como destino de los telefonemas, según se pudo establecer. Una de las personas a quien llamó es una conocida abogada litigante.

En una investigación efectuada por Prensa Libre en México, funcionarios de Migración dejaron entrever que Álvarez Ruiz habría salido de ese país por la frontera de Chiapas hacia Guatemala.

Julio Solórzano, hijo de la intelectual asesinada Alaíde Foppa, cree es poco probable que en Guatemala se detenga al ex ministro y comience un proceso de extradición en su contra.

Solórzano piensa además que otra de las posibilidades de su ubicación es EE.UU., pues Álvarez Ruiz tenía visa estadounidense de turista. “Esté donde esté, nosotros volveremos a encontrarlo”, afirma.

Busca ayuda y refugio

El 10 de diciembre del año pasado, mientras activistas de derechos humanos manifestaban frente a la casa de Álvarez Ruiz en México, éste se comunicaba con sus allegados en Guatemala, supuestamente para solicitar ayuda.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron que autoridades mexicanas intervinieron las llamadas de su domicilio en Tlalnepantla, estado de México, y confirmaron que varias de ellas tuvieron como destino Guatemala.

Las comunicaciones fueron efectuadas a números telefónicos registrados en residencias de Vista Hermosa II y El Refugio, zona 15, y la granja La Montaña, en la carretera al Atlántico.

Hace un mes

Álvarez Ruiz, señalado por organizaciones de derechos humanos como uno de los mayores torturadores de Guatemala, vivía apaciblemente en México hasta que fue localizado en el 2004.

Entonces, los activistas solicitaron a los tribunales españoles una orden de captura internacional en su contra, sindicándolo por la muerte de tres españoles en la quema de la embajada de España en Guatemala, en 1980, y de cuatro religiosos.

La solicitud dio sus frutos. El 10 de diciembre de 2004, la justicia española giró la orden a México.

Las autoridades mexicanas aseguran que la filtración a los medios, sobre la orden de detención, alertó al ex ministro e impidió su aprehensión. Las organizaciones de víctimas de Álvarez Ruiz creen que se actuó muy tarde.

Las fundaciones Rigoberta Menchú y Alaíde Foppa realizaron una investigación de cinco años para hallarlo, pues oficialmente nadie conocía su paradero desde 1982.

De nada sirvió la guardia que montaron frente a su casa, porque Álvarez Ruiz desapareció el mismo 10 de diciembre.

Desde el cateo realizado el 17 de diciembre no se ha realizado otra operación. “Sólo se efectuó un cateo en Tlalnepantla, pero eso no quiere decir que no se le busque”, afirmó Armando Salinas, subsecretario de Gobernación mexicano.

El hijo mayor de Álvarez, Hugo, expresó que su padre estaría más seguro en Guatemala que en otro lugar. La orden de captura se giró a 182 países.

Ironía: Prófugo para el mundo; aquí, abogado activo

Donaldo Álvarez Ruiz es un prófugo en la mayor parte del mundo, pero en Guatemala conserva su estatus de abogado activo, pese a estar fuera del país desde hace 22 años, y hasta está a punto de recibir una pensión económica.

Registros del Colegio de Abogados señalan que Álvarez se mantiene activo, con el número de colegiado 914 y reporta la 8a. avenida 4-30 de la zona 1 como oficina. Sin embargo, la propiedad fue vendida hace poco por éste.

Se estableció que este año el ex ministro empezará a recibir una pensión del Colegio, que podría llegar hasta Q3 mil 400, por haber tributado por 15 años el tres por ciento de su salario.

Se indicó que, por ahora, no hay prohibición para que Álvarez Ruiz pueda ejercer en el país.

Desconocen si salió de México

El subsecretario de Asuntos Migratorios de Gobernación de la República de México, Armando Salinas, asegura que se actuó conforme a las leyes de su país.

¿Por qué no se logró capturar a Álvarez?

En México, algunas asociaciones de derechos humanos con mucha estridencia usaron a los medios de comunicación y alertaron a Álvarez Ruiz.

¿No podía ser retenido antes de la llegada de la orden de captura?

Los extranjeros tienen en México garantías migratorias, aunque existe un procedimiento de aseguramiento de 72 horas, pero con justificación migratoria.

¿Qué justificación?

Si una persona entra como turista al país y después se dedica a otras cuestiones, podemos retenerlo por haber mentido en su declaración.

Éste no era el caso de Donaldo...

No, sólo dictamos una alerta migratoria para detectarlo a su salida.

Entonces, no ha salido de México.

No puedo decirle. El caso es que no hemos registrado su salida, pero a veces es sólo el país de entrada el que registra.

¿Le quitarán la residencia mexicana?

No, mientras un juez no demuestre su culpabilidad.

Tomado de Prensa Libre - www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.