Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Poco avance en calidad de vida
Por Luisa F. Rodríguez, Claudia Méndez Villaseñor, Mynor Pérez, Leslie Pérez - Guatemala, 26 de junio de 2005

El país está atrasado en metas de desarrollo para 2015

Disminuir al menos a la mitad la pobreza extrema y el hambre en el país, es uno de los principales objetivos de las metas del milenio, que deberán cumplirse en el 2015.

Las Metas del Milenio están lejos de ser una realidad en Guatemala. Los esfuerzos del Estado por cumplir no han sido suficientes para cambiar los indicadores sociales negativos que afectan a la mayoría de la población.

El presidente Óscar Berger presentará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) su informe sobre el cumplimiento de esas metas en Guatemala, en septiembre próximo. Según los analistas, ese reporte tendría que revelar la lista de problemas que afronta la salud y la educación, la erradicación de la pobreza, la reducción de la mortalidad materno-infantil, el cuidado del ambiente y la equidad de género.

Pobreza extrema

La pobreza no se ha logrado revertir. El Índice Nacional de Desarrollo Humano, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), resalta que más de 2.2 millones de guatemaltecos viven con menos de un US$1 al día, un dato extraído de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, de 2002.

Pese a que hubo una reducción en el porcentaje de pobreza entre 1990 y 2000 (de un 20 a un 16 por ciento), el índice se revirtió entre 2000 y 2003, al incrementarse de nuevo a un 20 por ciento, refiere el documento.

Jorge Lavarreda, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), señala que si los indicadores económicos siguen como están, es probable que no se reduzca la pobreza a un 10 por ciento para el 2015.

Agrega que hay dificultades en la mediciones actuales, pues no existen datos recientes. “De la pobreza podremos tener resultados, tal vez, para 2006, pues aún se está recolectando información”, dice.

Además de la disminución de la pobreza a la mitad, las Metas del Milenio hablan de reducir en igual porcentaje el hambre de las personas. En este sentido, 1.8 millones de habitantes no tienen acceso mínimo a los alimentos.

El comisionado presidencial contra el Hambre, Andrés Botrán, afirma que hacen esfuerzos para reducir en un cinco por ciento la desnutrición infantil, que afecta a un 50 por ciento de los niños guatemaltecos. Agrega que está consciente de que son metas que posiblemente no sean alcanzadas en el país.

En educación y salud

Los objetivos del milenio también pasan penas en materia educativa. María del Carmen Aceña, ministra de Educación, asegura que la cobertura de primaria está por encima de un 90 por ciento, y que al concluir su administración llegará a un 100 por ciento.

Sin embargo, Lavarreda considera que, aun cuando se logre que los niños en edad escolar sean inscritos en la primaria, el reto es que concluyan el ciclo completo.

Similar opinión tiene el economista José Alejandro Arévalo: “Los resultados en la inversión en servicios sociales, como la educación, se ven a largo plazo”.

Según las cifras oficiales, de cada 10 niños que se inscriben en primaria, sólo tres concluyen el sexto grado. La meta para dentro de 10 años es que todos los menores terminen la primaria de manera universal.

En cuanto a la mortalidad materno-infantil, Édgar Méndez, del Departamento de Programas de Atención a Personas, del Ministerio de Salud, asegura que los indicadores están por debajo de 150 mujeres que fallecen en el parto de cada cien mil niños nacidos. El compromiso del Milenio es llegar a 55 por cada cien mil.

Además, los registros de mortalidad infantil reportan que de cada mil niños, 59 fallecen antes de los 5 años, y 44, antes del primer año.

Méndez explica que dentro de los programas para reducir la mortalidad materno-infantil se ha ampliado la aplicación de la vacuna pentavalente y la apertura de centros de salud a 24 horas, para brindar atención a las mujeres embarazadas.

En lo que corresponde al combate del VIH/sida, el paludismo y otras enfermedades graves, Méndez informa de que el sida es una enfermedad que ha ido en aumento. Asegura que, a la fecha, han iniciado la coordinación de todas las instituciones que trabajan en la erradicación del mal.

Equidad y medio ambiente

Las dos últimas metas se basan en la generación de condiciones de igualdad entre sexos y el cuidado del ambiente, donde se garantice el acceso al agua potable.

En el primero se ven algunos avances en cuanto a la paridad que han alcanzado tanto niños como niñas en la educación. No obstante, entre los adultos no se observan similares condiciones en los espacios políticos, ya que, de los 158 diputados, sólo 14 son mujeres, y de las 331 comunas, sólo nueve son dirigidas por personas del sexo femenino.

Hilda Morales, de la Red de la No Violencia contra las Mujer, afirma que los retrasos para lograr la igualdad entre sexos y la autonomía de la mujer son mayores en el área rural, y que es allí donde más falta por hacer.

También se habla de la protección del ambiente y de reducir a la mitad el número de guatemaltecos que no tienen acceso al agua (más de medio de millón).

El ministro del Ambiente, Mario Dary, reconoce que la tala ilegal, la contaminación de las aguas y el manejo inadecuado de los desechos sólidos son algunos de los obstáculos que faltan por superar.

La evaluación del avance del cumplimiento de estas metas es una labor de la Secretaría General de Planificación (Segeplan), que en la actualidad redacta el informe que presentará el presidente Óscar Berger en la ONU, en septiembre.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.