Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Contra prácticas racistas - PDH condena a agentes del Estado, operadores de justicia y empresarios
Por Claudia Méndez Villaseñor - Guatemala, 27 de julio de 2004

Once guatemaltecos, víctimas de prácticas racistas, recibieron ayer en un acto simbólico una resolución de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) que señala a operadores de justicia, agentes de seguridad del Estado y a empresas privadas de favorecer el racismo en Guatemala.

El procurador Sergio Morales explicó que con esta resolución se pretende mostrar la complejidad de “actitudes, sentimientos y comportamientos que han afectado derechos fundamentales de los pueblos indígenas”.

Sin embargo, el documento también reconoce “la valentía, el coraje de aquellos que de forma individual o colectiva han planteado las denuncias”.

De acuerdo con Martín Salcaxot, defensor de los pueblos indígenas, cada mes, la PDH recibe un promedio de 15 denuncias de prácticas racistas. “Parecen pocas, pero es una cifra importante, si se toma en cuenta que hasta hace poco nadie se atrevía a denunciar ese tipo de atropellos”, añadió.

Para Morales, el racismo es una práctica cotidiana. “Los pueblos maya, garífuna y xinca, considerados como pueblos indígenas, históricamente han cargado con el racismo. No obstante, han demostrado resistencia y fortaleza ante esta adversidad”, aseveró.

“Pensar que la mujer indígena es excelente para empleos domésticos, que los hombres indígenas están destinados a trabajos agrícolas, generalizar el nombre María o decir: —No seas indio —son frases que identifican a personas o grupos racistas”, agregó Morales.

Casos paradigmáticos

En la resolución que Morales dio a conocer ayer intentó evidenciar la magnitud del problema.

El documento recopila casos en los que las víctimas han sido encarceladas extrajudicialmente, golpeadas, lesionadas o humilladas por vestir el traje regional, como prohibirles la entrada a lugares públicos.

La PDH también conoció otras denuncias en contra de campañas de publicidad racistas y que atentan contra la espiritualidad de los pueblos indígenas.

“En cada caso, se señala al victimario y las medidas de reparación”, manifestó.

Según Morales, es indispensable promover leyes, medidas administrativas y cambios de conducta en el Estado, que motiven el respeto y reduzcan la discriminación racial y étnica.

Víctimas rompen el silencio

El racismo se ha convertido en algo cotidiano, señala la PDH.

Juana Velásquez

El 18 de abril de 1996, Velásquez fue encarcelada sin ningún fundamento legal, por orden del juez de Paz de San Ildefonso Ixtahuacán, Huehuetenango.

El abuelo de la víctima, Miguel Velásquez, de 105 años, fue acusado de talar un pino, y citado al juzgado. Por su avanzada edad, su nieta acudió al tribunal, donde fue encarcelada.

Antes de recobrar su libertad, fue brutalmente atacada por los operadores de justicia.

Eulogio Camip

“Es que sos un loco”, fue lo primero que oyó este anciano cuando decidió enfrentar a una de las empresas más poderosas de Guatemala, luego de observar varios anuncios de televisión donde ceremonias mayas eran alteradas en beneficio de la venta de tabaco y de bebidas alcohólicas.

La PDH investigó la denuncia, y señaló que la Dirección de Radiodifusión Nacional era la responsable del atropello por permitir este tipo de publicidad.

Claudia Tax

La joven estudia hoy el sexto semestre de la carrera de Derecho. Sin embargo, su paso por la escuela secundaria fue una de las experiencias más traumáticas que le ha tocado vivir.

Intentar asistir a la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales con su traje regional le originó no pocas enemistades.

Ni siquiera pudo graduarse con sus compañeras de promoción a causa de su vestimenta.

Tomado de Prensa Libre - www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.