Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Auguran estallido social por alza a transporte
Por RC/Ulises Canales L. - Guatemala, 3 de octubre de 2005

Activistas sociales y de derechos humanos advirtieron hoy que el inminente aumento a las tarifas del transporte público en Guatemala es una bomba de tiempo de consecuencias políticas impredecibles.

"El transporte público es el elemento inflamable que podría desbordar crisis sociales", afirmó el Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Sergio Morales, al comentar el pretendido aumento a los precios de los servicios extra e interurbanos.

Carlos Barreda, analista y dirigente del Colectivo de Organizaciones Sociales (COS) dijo a Prensa Latina que el descontento popular se podría expresar en acciones anárquicas.

Análisis del COS refieren que se ha registrado un aumento del precio del diesel, principal alimentador de los autobuses, y se prevé que podría subir 15 quetzales (dos dólares) este mes.

Los empresarios de ese giro ya elevaron la tarifa entre 50 centavos y dos quetzales (0,06 y 0,26 dólares) para los buses del servicio extra e interurbano.

Luis Gómez, de la Asociación de Transportistas Urbanos, explicó que los propietarios de vehículos exigen un incremento a la tarifa, pues cada quetzal que sube el diesel implica en operación redonda casi dos millones de quetzales (unos 266 mil dólares) en aumento.

Según los cálculos de esa gremial, la tarifa real debería ser de tres quetzales (0,4 dólares), aunque han propuesto al gobierno un subsidio junto a una tarifa de entre uno y 1,50 quetzales (0,13 y 0,20 dólares) para no dejar de circular en horas no pico.

El analista independiente Pablo Rodas Martín admitió que el efecto de los precios lo sufren más los consumidores de combustibles, pues la economía del país depende de ellos y sus altos costos inciden en el encarecimiento de los productos.

No obstante, la PDH señala que al menos en 38 comunidades hay inconformidad de los vecinos y el tema del transporte se convierte en la manzana de la discordia.

Cecil de León, del COS, alertó que "la gente tiene un tope. Las organizaciones temen una explosión en la que grupos de ciudadanos se organicen de manera autónoma para reclamar de forma más violenta".

Para De León, la ciudadanía no aceptaría un nuevo aumento -que sería el sexto en los últimos 10 años-, especialmente porque su poder adquisitivo se ha perdido y su capacidad de consumo está por el suelo.

El gobierno del presidente Oscar Berger por el momento ha rechazado la petición popular de aumentos de los honorarios en mil quetzales (unos 130 dólares), a tono con la progresiva carestía de la vida en el país.

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.