Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Rechazan en Guatemala gastos excesivos del ejército
Por ARC/UCL - Guatemala, 7 de agosto de 2005

El Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) criticó hoy la pretensión de las Fuerzas Armadas de Guatemala (FAG) de gastar en los próximos cuatro años el equivalente a unos 212 millones de dólares en su modernización.

Mario Polanco, director de la entidad humanitaria, afirmó que una erogación de esa magnitud viola los acuerdos de paz suscritos aquí en 1996 y los compromisos asumidos por el presidente guatemalteco, Oscar Berger.

La dirigencia del GAM, que en los últimos años ha fiscalizado de modo constante las finanzas del ejército, manifestó su indignación por el informe remitido al mandatario por el Ministerio de la Defensa.

En dicho documento, la institución castrense solicitó la referida suma de dinero para modernizar sus filas y dotarlas de los instrumentos para salvaguardar la soberanía e independencia nacional.

De acuerdo con el informe de "Modernización y Transformación", del total del dinero solicitado unos 122 millones de dólares se destinarán a las fuerzas de aire, 46,6 millones de dólares para las de tierra y 43,6 millones para la marina.

A este monto, según Polanco, debe sumársele el gasto que anualmente ejecuta el ejército, un presupuesto que equivale a 0.80 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual supera en casi 0.50 por ciento lo que establecen los acuerdos de paz.

El dirigente sostuvo que las fuerzas castrenses no pueden erogar más de 750 millones de quetzales (unos 100 millones de dólares) al año, ya que esa suma alcanza para el pago de salarios de la tropa y de la excesiva oficialidad que mantienen.

Una de las soluciones planteadas por el GAM para no gastar más en el ejército fue la reducción del número de efectivos a cinco mil, con lo cual los guatemaltecos dejarían de mantener "una institución parasitaria", acotó.

Como parte de la modernización de las FAG, el gobierno de Berger redujo en 2004 a casi la mitad el número de efectivos, pues de unos 22 mil quedaron activos 15 mil 500, incluidos soldados y jefes.

El propio gobernante comentó a periodistas el tema y calificó de absurda la propuesta del Ministerio de la Defensa.

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.