Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Persiste en Guatemala rechazo popular a actividad minera
Por MSL/Ulises Canales - Guatemala, 8 de diciembre de 2004

Pobladores, líderes religiosos y ecologistas de diversas localidades de Guatemala reiteraron hoy su rechazo a las concesiones mineras a transnacionales, por considerar que es una forma de hipotecar al país.

Como eco de los foros oficiales y alternativos sobre el tema, realizados la semana pasada en esta capital, más de ocho mil vecinos de diferentes comunidades del occidental departamento de Sololá solicitaron la derogación de la Ley de Minería.

El reclamo busca, según se explicó, que se garantice la protección de los recursos naturales y que éstos no sean explorados ni explotados en territorio guatemalteco.

Los pobladores recriminaron al gobernador departamental y a un alcalde de la localidad de El Tablón por autorizar el levantamiento de una pasarela para permitir el paso de maquinaria pesada que será utilizada en labores de exploración en Huehuetenango (noroeste).

Esas decisiones se tomaron sin consultar al pueblo, lo que demuestra que en cualquier momento puede autorizar unilateralmente las licencias mineras en el departamento, indicó Fermín Chiroy, un morador que aseguró existe pesar entre los habitantes del lugar.

Por su lado, el arzobispo de la Arquidiócesis de Los Altos, Víctor Hugo Martínez, afirmó que las licencias para la exploración y explotación minera constituyen una forma de hipotecar al país por parte del gobierno.

Martínez, quien radica en Quetzaltenango (oeste), señaló que la Iglesia Católica guatemalteca "no puede aprobar" esa situación, en tanto no existen garantías de que se beneficiarán las mayorías empobrecidas del país y se velará por el medio ambiente.

El obispo llamó a las autoridades a reconsiderar "el irreparable daño que significa la explotación minera y sugirió que se analicen los estudios realizados en países industrializados".

En las naciones ricas, apuntó, los habitantes han sido testigos de la destrucción de sus ecosistemas y del grave daño a la vida humana.

De acuerdo con el prelado, la jerarquía católica "se opone totalmente a la actividad minera" y consideró como un argumento falaz que se diga a las comunidades que si quieren salir de pobres deben apoyar esos procesos.

El propio jefe de la institución religiosa nacional, cardenal Rodolfo Quezada, sostuvo en meses recientes una agria controversia con el presidente guatemalteco, Oscar Berger, por dicho tema.

Berger tildó a Quezada y a otros líderes religiosos de abrazar banderas populistas y de estar poco informados sobre los supuestos beneficios de la minería de metales a cielo abierto, concretamente para extraer oro en el departamento de San Marcos (oeste).

Martínez insistió ante las autoridades oficiales y los empresarios extranjeros para que desistan de la explotación minera en Guatemala, y evitar así graves daños a las personas y a la naturaleza, como ha sucedido en otras naciones, acotó.

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.