Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Fundación Rigoberta Menchú condena desalojo campesino
Por FG/Ulises Canales L.- Guatemala, 10 de septiembre de 2004

La Fundación Rigoberta Menchú Tum (FRMT) condenó hoy el violento desalojo de campesinos de una finca en Guatemala, en medio de críticas populares a su presidenta por haber descalificado de antemano la reivindicación de los labriegos.

" La Fundación expresa su más enérgica condena por los hechos criminales, y exige una investigación exhaustiva e imparcial, que llegue hasta los autores mediatos de los ilícitos cometidos", dijo.

En un informe al cual tuvo acceso Prensa Latina, la institución analizó los incidentes registrados el pasado 31 de agosto en la finca Nueva Linda, del departamento de Retalhuleu (suroeste), en el cual tres policías y siete labriegos murieron, y unas 30 personas resultaron heridas, y se reportaron varios desaparecidos.

Los hechos no se originaron en la ocupación de una finca por parte de campesinos que necesitan y exigen tierra, sino por una clara demanda de justicia, indicó la FRMT, sustentada en evidencias aportadas por la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), la Misión de Verificación de la ONU aquí, y otras organizaciones.

Según los labriegos desalojados, la ocupación de la hacienda buscó presionar a las autoridades judiciales para que esclarecieran el paradero de su líder y administrador de la finca, Héctor Reyes, desaparecido desde el 5 de septiembre de 2003, tras ser secuestrado presuntamente por órdenes del propietario.

El texto responsabilizó a los policías que ejecutaron el desalojo de varios delitos y violaciones de los derechos humanos, entre ellos ejecución extrajudicial, tortura, desapariciones forzadas, allanamientos ilegales, tratos crueles, inhumanos y degradantes a personas detenidas y detención ilegal de menores.

Igualmente expresó su solidaridad con cuatro reporteros que fueron "brutalmente agredidos" y despojados de sus cámaras y grabadoras cuando cubrían "la extrema violencia utilizada por las fuerzas de seguridad, que estaban matando a golpes y propinando el tiro de gracia a varios campesinos".

La FRMT pidió a las autoridades judiciales la inmediata libertad de los detenidos, si no existen pruebas contra ellos, y que se esclarezca el paradero de los labriegos dados por desaparecidos.

Por otra parte, el informe demandó que "se retracten públicamente los funcionarios de gobierno que irresponsablemente acusaron a todos los campesinos que ocuparon la Finca Nueva Linda de ser parte del crimen organizado y el narcotráfico".

Con esos señalamientos se intenta criminalizar y manchar la legitimidad de las demandas del movimiento campesino y de derechos humanos, agregó, aunque obvió hacer referencia a la propia Menchú, quien en su condición de embajadora de buena voluntad del ejecutivo avaló las incriminaciones hechas por el presidente Oscar Berger.

Menchú fue designada por Berger para encabezar una comisión gubernamental encargada de indagar y aclarar lo ocurrido, pero la dirigencia campesina e indígena expresó hoy dudas sobre su imparcialidad y objetividad.

Gilberto Atz, líder de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas, señaló que su trayectoria, que se había caracterizado por un apoyo constante a las reivindicaciones populares, "parece haber sufrido un grave desgaste político en el seno del movimiento social".

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.