Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Casi 500 médicos cubanos asisten a damnificados
Por MGT/Ulises Canales L. - Guatemla, 10 de octubre de 2005

Otro grupo de 100 médicos cubanos se unió este domingo en Guatemala a una cantidad similar llegada el sábado en respuesta a una solicitud del gobierno para asistir a miles de damnificados por la tormenta Stan.

Yoandra Muro, coordinadora de la Brigada Médica de Cuba (BMC) en este país, dijo a Prensa Latina que el contingente de galenos forma parte del destacamento Henry Reeve, creado recientemente para laborar en países afectados por desastres naturales.

Dicha brigada humanitaria fue ofrecida por el presidente cubano, Fidel Castro, al gobierno de Estados Unidos en ocasión del desastre generado por el huracán Katrina en el sureste de aquel país, pero por razones políticas Washington declinó ese gesto.

El avión de la aerolínea Cubana de Aviación que transportó a los profesionales de la salud tuvo que desviarse hacia Honduras debido al mal tiempo en la capital guatemalteca, a donde llegaron por vía terrestre.

Muro precisó que los 200 doctores, cada uno de los cuales viajó con dos mochilas dotadas de material médico y de primero auxilios, se unen a los casi 270 que actualmente forman parte de la BMC, quienes también alteraron su rutina de trabajo ante la tragedia.

La BMC en Guatemala quedó conformada en 1998 con la llegada de galenos para atender a los sobrevivientes del huracán Mitch, cuyo paso devastador por varios países de Centroamérica lo convirtió en el meteoro más letal hasta ese momento.

Según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) de Guatemala, Stan fue peor que Mitch, pues el segundo causó 268 muertos, 280 heridos y 121 desaparecidos, en tanto el primero provocó hasta ahora 530, 94 y más de mil 400, en ese orden.

Además, se reportaron 97 mil 872 damnificados, 84 mil 949 albergados en 255 instalaciones, 630 casas destruidas, daños parciales a cinco mil 118 y perjuicios en por lo menos 421 comunidades del interior, generalmente habitadas por gente pobre.

Uno de los lugares a donde llegaron los médicos cubanos fue el cantón Panabaj, que desapareció debido a un alud de tierra, roca y árboles debido a las torrenciales lluvias de la semana pasada, dejando desaparecidas por lo menos mil 400 de sus habitantes.

En conversación telefónica con Prensa Latina, el alcalde de esa localidad del municipio de Santiago Atitlán (Sololá), Pedro Esquina, agradeció el gesto de los cubanos, quienes tan pronto llegaron se trasladaron a las áreas más dañadas por Stan.

"Mis hermanos cubanos, Dios me los bendiga, estoy con ellos, han ayudado mucho a mi gente", dijo Esquina muy emocionado y a la vez conmovido por la eventualidad de que su aldea sea declarada este domingo cementerio por la imposibilidad de rescatar cuerpos.

Explicó que hoy habrá una reunión del Consejo Municipal y se analizará si se hace tal declaración, pues el gobierno suministrará unos 700 mil quetzales (93 mil 300 dólares) para reubicar a la población y levantar casas provisionales.

Los médicos cubanos que están en Panabaj fueron alojados en una iglesia evangélica de las inmediaciones, y desde ahí se desplazan a varios lugares con sus mochilas en la espalda.

Cada mochila -de 11,2 kilogramos- posee 37 tipos de medicinas y material desechable para primeros auxilios, incluidos antibióticos, antiparasitarios, anti-inflamatorios, antipiréticos, bronco-dilatadores, esteroides, anestésicos, sedantes y antihipertensivos.

Fuente: www.prensalatina.com.mx - 091005


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.