Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Preocupa presión de Japón para voto sobre ballenas
Por RC/Ulises Canales L. - Guatemala, 13 de septiembre de 2004

Organizaciones ecologistas mostraron hoy preocupación por una supuesta presión de Japón para que Guatemala vote a favor de reducir la protección a las ballenas, a cambio de continuar recibiendo asistencia financiera.

Representantes de las agrupaciones Trópico Verde y Madre Selva, dedicadas a la protección del entorno, coincidieron con la internacional Greenpeace en que hay evidencias de que Guatemala podría ceder ante Tokio para que la apoye en la próxima reunión de CITES.

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de Flora y Fauna Amenazadas (CITES, por sus siglas en inglés) se realizará del 2 al 15 de octubre en Tailandia, y las votaciones se vaticinan muy cerradas en cuanto a la desprotección de la caza marítima, indicó Carlos Albacete, de Trópico Verde.

Albacete dijo tener evidencias de que técnicos del Consejo Nacional de Areas Protegidas (CONAP) -marco en el cual se discute el voto del país- han pedido votar a favor de reducir el grado de protección a la ballena Minke.

Denunció que esos técnicos, procedentes de la Unidad de Pesca del Ministerio guatemalteco de Agricultura, tienen influencia del sector pesquero japonés, y pese a que desde hace un mes se les pidió aclarar su postura, "no hemos obtenido respuesta", acotó.

"Guatemala, con su voto, podría estar condenando a las ballenas", señaló, por su parte Gerardo Paiz, de Madre Selva.

Cecilia Chapa, de Greenpeace, explicó que Japón, con tradición en la pesca ballenera, cada año presiona a países en desarrollo para que voten a favor de reducir la protección, a cambio de ayuda, lo cual ya ocurrió con Belice, Nicaragua y Costa de Marfil.

Dijo que Tokio "está comprando votos de una forma desleal", pues si quieren ayudar a estos países, que lo hagan sin condicionarlos".

Desde 1973, cuando fue instaurada, la referida convención se celebra cada dos y sus miembros participan activamente para proteger el comercio ilegal de especies amenazadas, dentro de las que se incluyen los elefantes (por la demanda de los colmillos de marfil) y las tortugas (por las conchas de carey), entre otros.

Las ballenas son una de las especies que se intenta preservar, por lo que no pueden ser cazadas para su uso comercial, pero Japón argumenta que la población de esos mamíferos marinos es vasta y que la medida está acabando con su industria pesquera.

La embajada nipona en Guatemala aseguró que existen muchas especies de ballenas cuya población ha crecido y defendió que esos animales "sólo se cazan en Japón para estudios científicos", según citó un rotativo local.

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.