Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Denuncian introducción de productos transgénicos
Por FG/Ulises Canales - Guatemala, 17 de febrero de 2005

Sectores campesinos y defensores del medio ambiente denunciaron hoy la introducción de unas 22 mil toneladas de maíz transgénico en Guatemala, y alertaron del peligro que ello entraña para la salud humana.

Mario Godínez, investigador de la Asociación Ceiba-Amigos de la Tierra Guatemala, señaló que fueron examinadas semillas de maíz y de soja en laboratorios de la Facultad de Agronomía de la Universidad de San Carlos de Guatemala (estatal).

Los resultados del análisis, confirmados también por un centro de investigación de Estados Unidos, determinaron la presencia de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) en el país, reveló el especialista.

Explicó que las cerca de 22 mil toneladas de maíz transgénico, además de ser dañino para la salud, afecta genéticamente la composición de las semillas nativas, de ahí que se emprendiera una campaña de rechazo en Centroamérica y República Dominicana.

Godínez explicó que el año pasado las organizaciones integrantes de la Alianza Centroamericana de Protección a la Biodiversidad formularon y aplicaron una estrategia de monitoreo en la región y República Dominicana.

Dicha fiscalización permitió realizar un muestreo en diversos sitios donde se entrega ayuda alimentaria y se han comercializado granos, semillas y productos elaborados de maíz y soja para consumo humano.

A través del examen para la detección del promotor cualitativo 355, se ha evidenciado la presencia de OGM en el 80 por ciento de las muestras obtenidas en la región, mientras en el 67,5 por ciento de ellas se detectó la presencia de la variedad de Maíz Mon GA21.

Esa variedad ha sido vetada por la Unión Europea y es producida por la transnacional Monsanto.

Gracias a otras pesquisas, se halló maíz Starlink, producido por la transnacional Aventis, pese a que no ha sido aprobado internacionalmente para el consumo humano.

La mencionada alianza pidió al Programa Mundial de Alimentos, a la Agencia Internacional Estadounidense para el Desarrollo (USAID) y a los gobiernos del istmo y del Caribe, el retiro inmediato de la ayuda alimentaria que contenga ese tipo de maíz.

Asimismo, exhortó a los productores transnacionales a abstenerse de ingresar a la región semillas, granos, cereales y cualquier otro producto que contenga OGM.

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.