Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Piden revertir cultura racista contra indígenas
Por MSL/Ulises Canales L.- Guatemala, 18 de agosto de 2004

Sectores oficiales, indígenas y académicos advirtieron hoy que la multiculturalidad en Guatemala es imposible sin libertad, respeto y tolerancia hacia los tres grupos raciales que conforman esta nación.

El pronunciamiento emanó de una exposición interactiva sin precedentes aquí, denominada ¿Por qué estamos como estamos?, inserta en una campaña nacional de diálogo interétnico que promueve el Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (CIRMA) bajo el título "Nuestra diversidad es nuestra fuerza".

"La multiculturalidad no es posible sin libertad, la cual es indispensable para conservar la identidad y compartir los valores entre los guatemaltecos", subrayó el académico Roberto Gutiérrez, uno de los testigos de honor de la campaña junto a la Premio Nobel de la Paz 1992, la indígena Rigoberta Menchú.

Menchú recomendó al gobierno y a la sociedad en general utilizar como "una herramienta permanente" el Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas, parte del armisticio suscrito en 1996 para poner fin a 36 años de conflicto armado en Guatemala.

Al lamentar que ese acuerdo se ha incumplido casi en su totalidad, denunció que muchos aborígenes se ven obligados a dejar sus trajes típicos o a renunciar a sus idiomas para poder conseguir empleos y mejores oportunidades de vida en centros urbanos.

"Hoy debe pensarse en una nueva agenda, partiendo del hecho de que nuestra diversidad es fuerza, orgullo e identidad", agregó la dirigente indígena, para luego advertir que "nada cambia si el proyecto (promovido por el CIRMA) no se convierte en metodología".

En opinión de la también embajadora de buena voluntad de los acuerdos de paz, la estrategia futura debe ser de paz, pero ésta y la diversidad "pasan por el respeto al otro" y en ese sentido, destacó la necesidad de que el gobierno adopte acciones en materia de educación y los medios dejen de "victimizar" a los indígenas.

"Quitemos el folclor y los estereotipos, y tratemos de crear nuevos paradigmas", demandó, al fustigar la tendencia oficial a utilizar a ese mayoritario segmento de la población como pura imagen para fomentar el turismo.

Por su lado, el vicepresidente Eduardo Stein admitió que este "es un país terrible, de desigualdades y exclusiones, muy discriminatorio, donde se ve la idea tan venenosa y perniciosa de que el atraso de Guatemala se debe al lastre de los indígenas".

La exposición abierta al público desde hoy hasta el 22 de septiembre lanza el desafío a los guatemaltecos para comprender a cada miembro de la sociedad como sujeto de una historia concreta y profunda, a veces trágica y cruel, pero rica y diversa, explicó Tani Marilena Adams, directora ejecutiva del CIRMA.

Tras indicar que un propósito es despertar la introspección y la curiosidad entre los mayas, xincas, garífunas y ladinos (o blancos) que habitan Guatemala, Adams invitó a todos a "eliminar las cegueras que heredaron de cada una de sus identidades, las frustraciones, 'culpabilización', prepotencias e impotencias".

 

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.