Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Recuerdan efeméride de Revolución de Octubre 1944
Por LAC/UCL. - Guatemala, 20 de octubre de 2005

Un hijo del precursor de la Revolución de Octubre de 1944 en Guatemala exhortó hoy a recuperar la misión progresista y solidaria que prevaleció en ese proceso, frustrado por la intervención de Estados Unidos.

"Guatemala necesita ahora más que nunca recuperar el sentido de dignidad, solidaridad, respeto y comprensión para poder soñar con un futuro mejor", expresó a periodistas Martín Arévalo, hijo del fallecido ex presidente Juan José Arévalo Bermejo.

Durante un homenaje póstumo al ex gobernante y como parte de los actos conmemorativos por el centenario de su natalicio, Martín Arévalo y su madre, Elisa Martínez, viuda de Arévalo, recibieron en su nombre la Orden del Congreso en el grado de Gran Collar.

"Con humildad, pero con el mayor sentido de urgencia, por nuestros hijos, instamos a todos a recuperar esa misión progresista solidaria y humana del presidente Arévalo", recalcó el descendiente de quien abrió aquí la "Década de la Primavera Democrática".

Así identifican historiadores, políticos y ciudadanos guatemaltecos al proceso revolucionario que hace 61 años inició un movimiento cívico militar que derrocó al gobierno de Federico Ponce Vaides y puso fin a 14 años de dictadura de Jorge Ubico.

La también llamada Revolución del 44 "fue brutalmente interrumpida por una contrarrevolución patrocinada por el gobierno estadounidense de Dwight Eisenhower, a raíz de la expropiación de tierras propiedad de la United Fruit Company", recordó un rotativo.

En un editorial, el diario El Periódico valoró los avances democráticos de Arévalo y de su sucesor, Jacobo Arbenz, cuyo mandato constitucional fue abortado en 1954, al ser considerado por Washington una amenaza a los principios que imponía en América.

Al referirse a su progenitor, Martín Arévalo destacó que "vivió siempre el sentido de dignidad del ser humano, que estaba por encima de las consideraciones materialistas de las corrientes del pensamiento político dominante de ese entonces".

El -dijo- creyó en la construcción de un país del cual cada uno pudiera sentirse importante, independientemente de su condición social, económica, étnica y sexo.

Destacó que "el pensamiento y obra del (ex) gobernante se han ido desembarazando de las connotaciones, de la coyuntura política, y quedan definidas como el pensar y actuar de alguien que vio en cada uno de sus connacionales a una hermana o hermano".

Según El Periódico, "no obstante (a la intervención de Estados Unidos), los principios y logros de la Revolución del 44 siguen estando presentes en la sociedad guatemalteca del siglo XXI".

En ese sentido, mencionó que los principios de autogobierno, de participación ciudadana, de inclusión y de igualdad real o material no han perdido vigencia.

Agregó que en una nación como Guatemala, "el régimen de seguridad social y la legislación laboral y agraria también son cuestiones que siempre son actuales".

Diputados y dirigentes políticos coincidieron en calificar a Arévalo de "uno de los mejores gobernantes que ha tenido el país, que apostó por la igualdad de los guatemaltecos y por elevar el nivel educativo y cultural".

El homenaje póstumo incluyó foros, revelación de un busto suyo, visitas a su tumba en Taxisco, departamento de Santa Rosa (sureste) y la edición de los libros "Biografía mínima del Doctor Juan José Arévalo" y "El Mejor Presidente de la República de Guatemala".

Fuente: www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.