Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Aumenta violencia e inseguridad en capital guatemalteca
Por MSL/RR - 21 de enero de 2005

Un insuficiente número de policías contrasta hoy con el aumento de la violencia e inseguridad en Guatemala y especialmente en esta capital.

Sólo en esta urbe, la Policía Nacional Civil (PNC) reporta haber identificado a 39 pandillas o "maras", integradas por unos dos mil 400 miembros.

Las autoridades confirman que esos grupos delincuenciales se extienden por la capital y municipios cercanos, y con ello aumenta la violencia e inseguridad.

Las maras son como un cáncer, porque si no se les ataca de frente se extienden por todas partes, comentó una fuente anónima del Servicio de Investigación Criminal (SIC) citada por La Prensa Libre.

Esa opinión la confirman a diario sucesos violentos ocurridos en la mayoría de las colonias de la capital, que están copadas por las pandillas, indicó la publicación digital.

El jefe de operaciones de la PNC, Henry López, aseguró que este año los esfuerzos de la Policía se orientan a combatir a las maras, que todos los días atemorizan a los capitalinos.

Estadísticas policiales destacan que los principales delitos cometidos por los mareros son consumo y distribución de drogas, robos, asaltos y homicidios.

Pero también extorsionan pues cobran un “impuesto de circulación” a autobuses, chantajean a los comerciantes y exigen pago de supuesta "protección" a viviendas en las zonas que controlan.

Esa última forma de operar consiste en amenazar a una familia para que les paguen entre 10 y 20 quetzales diarios (de 1,26 a 2,53 dólares) a cambio de no lastimar a algún integrante.

La especialista Verónica Godoy, de la Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública (IMASP), dijo al rotativo que el problema es tan grande, porque durante años no se le dio atención.

La fuente opinó que las pandillas, integradas por jóvenes sin oportunidades, son un problema social y recomendó trabajar mediante la prevención y reaccionar con la ley ante sus frecuentes delitos.

En tanto, la policía confirma que de 22 mil agentes existentes en todo el país, apenas se puede contar cada día con la mitad porque trabajan turnos alternos y se relevan cada 24 horas.

De los 11 mil agentes disponibles por día sólo cinco mil 800 velan por la seguridad de los 12 millones de guatemaltecos, pues cinco mil son guardaespaldas y mil 200 reparten citaciones judiciales.

Según esas cifras, diariamente un policía tendría que cuidar a dos mil 68 habitantes, por lo que el Gobierno se propone en los próximos cuatro años ingresar a seis mil agentes más.

Pero ese crecimiento deberá hacerse basado en la calidad del personal, aseguró Carlos Vielmann, ministro de Gobernación (Interior).

Paralelamente, el presidente del Poder Judicial, Rodolfo de León, confirmó que a petición de Vielmann, el organismo de justicia dejará en breve de utilizar a los policías como mensajeros.

Durante una visita al vecino estado de El Salvador, el 15 de diciembre último, el presidente Oscar Berger, aseguró que Guatemala es un país seguro para los visitantes.

Pero 17 días después, al desear un feliz año nuevo al Mandatario, el cuerpo diplomático mostró preocupación y le recordó que la pobreza y la violencia siguen siendo los más graves problemas de este país

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.