Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Petrocaribe, una alternativa energética para Guatemala
Por Amílcar Morales - Guatemala, 22 de marzo de 2008

Ante una posible crisis energética y económica a corto plazo, Petrocaribe se vislumbra hoy como una alternativa para Guatemala, donde el gobierno deberá decidir en breve sobre su ingreso a este mecanismo impulsado por Venezuela.

La población está pagando en estos momentos los precios más elevados de la historia por el combustible para sus vehículos, pero esto es sólo la primera etapa de un problema con efectos globales en la calidad de vida de la sociedad.

Por lo menos 190 productos se obtienen directamente del petróleo y otros 40 son materias primas para elaborar artículos de amplio consumo popular, como alimentos, textiles, vestuario, medicamentos y transporte, advirtieron especialistas.

Romano Dallamora, dirigente de los productores de plásticos, explicó cómo los costos suben sin cesar, empujados por las cotizaciones del crudo en los mercados internacionales.

Por su parte Alfredo Ortiz, de la gremial de fabricantes de químicos para la agricultura, calificó la situación como un tsunami imparable que golpeará sobre todo al pequeño y mediano campesino y, por lo tanto, a miles de consumidores. En este panorama existen pocas opciones porque los precios de los combustibles se incrementan desde fuera, normados por las grandes transnacionales, y aquí sólo toca pagarlos.

Una de estas alternativas es ingresar al programa de colaboración energética y económica Petrocaribe, como lo propuso el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en su visita del 14 de enero pasado.

Las negociaciones y los estudios sobre la viabilidad del proyecto comenzaron desde el 11 de febrero y recientemente, a través de la embajada de la nación suramericana en esta capital, se propuso una reunión para afinar los temas pendientes.

En el documento enviado al ministro de Energía y Minas Carlos Meany se señala que la cuota petrolera y las condiciones para su asignación a cada país interesado se negocian en un acuerdo bilateral.

En términos generales Petrocaribe otorga un crédito de hasta el 60 por ciento de la factura petrolera para pagar en 23 años, más dos de gracia, con tasas de interés mucho más bajas que las empleadas en el comercio internacional.

El objetivo fundamental es permitir a los países en desarrollo utilizar esos recursos financieros en programas de beneficio social, como la reducción de pobreza y mejoramiento de servicios de salud, educación y vivienda.

Otra ventaja es que el transporte lo realiza Venezuela con el cobro al costo del flete y el seguro, con lo cual se abarata mucho la operación.

Honduras recibe ya los beneficios del proyecto, por medio del cual adquiere 20 mil barriles diarios, en tanto que en El Salvador varias alcaldías se incorporaron a la empresa ALBA-PETRÓLEO, una variante de la iniciativa.

El vicepresidente de Guatemala Rafael Espada, y el ministro Meany visitaron la semana pasada a Tegucigalpa para conocer de primera mano el funcionamiento y las prerrogativas del acuerdo.

Ahora le corresponderá al ejecutivo fijar fecha para la cita propuesta por Petrocaribe y comenzar a trabajar sobre lo que en este preciso momento permitiría evadir una crisis de insospechables consecuencias.

Los guatemaltecos, además de la elevada factura energética que incluye electricidad y gas para cocinar, sufren la carestía y el encarecimiento de granos básicos en el mercado mundial, desviados hacia las naciones desarrolladas para producir biocombustibles.

En el horizonte también penden los efectos negativos de la recesión económica en Estados Unidos debido a la dependencia hacia el país del norte.

Urge, entonces, definir rutas hacia alternativas diferentes, donde la justicia en el comercio, la solidaridad y la cooperación sean los principios hacia un desarrollo que involucre a todos los sectores de la sociedad, en particular a los más necesitados.

Fuente: www.prensa-latina.cu - 180308


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.