Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Piden en Guatemala crear premio literario para lenguas autóctonas
Por FG/Ulises Canales L.- Guatemala, 27 de julio de 2004

El escritor guatemalteco Rodrigo Rey Rosa, galardonado con el Premio Nacional de Literatura Miguel Angel Asturias 2004, exhortó al gobierno a reconocer la prosa y la poesía escritas en lenguas autóctonas, básicamente indígenas.

Rey Rosa (1958) declinó recibir el importe económico de ese galardón, entregado en la III Feria Internacional del Libro de Guatemala (FILGUA 2004), a fin de que dicha suma "sirva para dotar otro premio literario en lenguas guatemaltecas que no sea el español".

El monto (unos seis mil 250 dólares) deberá servir al Ministerio de Cultura y Deportes, cuyo Consejo Asesor para las Letras decide el afortunado del lauro que lleva el nombre del Premio Nobel de Literatura 1967, para iniciar una política de inclusión en materia cultural.

"El Estado guatemalteco lo conforman más de seis millones de personas cuya lengua materna no es el español", indicó el autor de La orilla africana (1991), al criticar ante el ministro de Cultura, Mario Salazar, la condición marginal en que viven las poblaciones mayas, xincas (ambas indígenas) y garífunas (afrocaribeñas).

Pese a que el grupo racial dominante ha sido durante siglos el blanco o ladino, en Guatemala coexisten otras 23 comunidades raciales y linguísticas, de ellas 22 mayas (mam, cakchiquel, queqchí, pocomán, awakateco, quiché y otras), una xinca y otra garífuna, esta última concentrada en la región del Caribe.

Su intención es que el aporte monetario, que lo recibiría a comienzos de 2005, ayude a la difusión de la vasta obra literaria de aborígenes guatemaltecos, muchos de los cuales son silenciados por la industria editorial local, apuntó.

Rey Rosa, quien de forma voluntaria se exilió en Estados Unidos y luego en Marruecos, es autor de novelas y otros relatos como El cuchillo del mendigo (1966), Cárcel de árboles (1991) y Piedras encantadas (2001), en la que hace una caracterización muy crítica de la Guatemala en que nació y la cual abandonó.

Calificado como el narrador guatemalteco de la posmodernidad más conocido en el mundo literario, el escritor del cuento El monasterio juega con lo onírico, lo opresivo y lo enigmático, quizás reflejando en parte la violencia que desde hace muchos años sacude, de una u otra forma, a su país.

Estudiante de cine y director del cortometraje Lo que soñó Sebastián, inspirado en su novela homónima (1994), Rey Rosa calificó de "una feliz equivocación" el otorgamiento del Premio Miguel Angel Asturias, pero agradeció su candidatura presentada por estudiantes de la estatal Universidad de San Carlos de Guatemala.

Para el creador de la novela El tren a Travancore, Cartas Indias (2002), proyecto estimulado por la editorial Mondadori, resultó un mérito "que no merezco, pero acepto" compartir el premio instituido en 1988 con connacionales de la talla de Mario Monteforte Toledo, quien lo recibió en 1993, y Augusto Monterroso, en 1997.

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.