Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Preocupante riesgo para la soberanía guatemalteca
Por Ulises Canales L.- 28 de febrero de 2005

Conocedores de lo que el poder económico estadounidense ha implicado para la estabilidad política y social de su país, amplios sectores en Guatemala expresan hoy un rechazo enérgico a la firma de un acuerdo comercial con Washington.

La eventual ratificación parlamentaria del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica y Estados Unidos, y los efectos que ese pacto puede tener para la nación traen a la memoria de muchos guatemaltecos lo ocurrido aquí en 1954.

Ese año fue abortada la llamada Década de la Primavera, que cerró el entonces presidente Jacobo Arbenz, al ser derrocado por la acción de transnacionales bananeras y la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

La polémica en torno al DR-CAFTA (siglas en inglés del tratado que incluye también a República Dominicana) ha provocado alertas de parte de influyentes políticos, centros académicos y algunos sectores empresariales, a los 158 diputados al Congreso nacional .

Para la estatal Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), el texto del TLC "introduce importantes modificaciones legales que tienen implicaciones para la propia soberanía del país, al redefinir las funciones del Estado".

El acuerdo, sostiene el Consejo Superior Universitario de la USAC, reduce los derechos y obligaciones económicas, y remite a la nación al cumplimiento de leyes supranacionales, lo que está reñido con la Constitución Política de la República.

En torno al capítulo de acceso a mercados, el DR-CAFTA "no aporta nada nuevo" para el perfil de las exportaciones guatemaltecas, toda vez que ya se goza de los beneficios de acceso por medio de la iniciativa de la Cuenca del Caribe.

Guatemala también está inserta en el sistema generalizado de preferencias arancelarias y otras normativas contempladas por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La USAC advierte que el país da apertura a productos agropecuarios estadounidenses, que son subsidiados, por lo que los precios serán más bajos que los de los artículos de los pequeños y medianos productores que no podrán competir en el mercado nacional.

"Esta situación se tornará mucho más grave cuando se trate de granos básicos y productos agropecuarios, comprometiendo la soberanía y la seguridad alimentaria del país", pronosticó la institución académica.

Entre los estratos campesinos, el TLC generará más desempleo, subempleo y migraciones, tanto internas como internacionales, al destruir las economías de subsistencia y las redes familiares, y provocar mayores índices de pobreza en general e indigencia.

A criterio de sectores sindicales, que planean para el 1 de marzo una marcha popular en esta capital para protestar por la eventual ratificación del pacto, el fenómeno no será exclusivo del campo, sino que se trasladará a las áreas urbanas.

El previsible flujo de personas del campo hacia la ciudad propiciará un crecimiento de la economía informal y los núcleos urbanos de pobreza, con la consiguiente ingobernabilidad que acarrearía.

Respecto a los derechos de propiedad intelectual y las patentes sobre formas de vida, se avizora la negación del derecho tradicional de los campesinos de guardar sus semillas.

Si un jornalero planta al año siguiente sin pagar las regalías correspondientes "es como hacer una copia desautorizada del producto patentado", y se verá obligado a una mayor dependencia de fertilizantes, pesticidas, herbicidas y maquinarias importadas.

Además de las críticas del ex presidente guatemalteco Vinicio Cerezo (1986-1990) por lo que consideró una mala negociación del TLC, los sectores sociales expresan preocupación por el impacto de éste en los ámbitos religioso, ético, cultural y natural.

Cerezo aseguró que no es buena idea acelerar la aprobación del DR-CAFTA, si antes no se protege a sectores vulnerables, como los pequeños y medianos agricultores, y los migrantes.

En materia ambiental, la casa de estudios superiores recordó que Guatemala, como parte de Mesoamérica, está incluida entre los siete centros de origen de las especies más importantes del mundo, pero el acuerdo pone en riesgo la biodiversidad del área.

"No podemos aceptar que bajo esquemas de patentes los derechos que son de todos y se deben considerar patrimonio de la humanidad, pasen a ser propiedad de "unos cuantos" apuntó preocupada como tantos estratos del país por los riesgos a la soberanía.

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.