Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Rechazan optimismo oficial en TLC con EEUU
Por LAC/Ulises Canales L.- Guatemala, 28 de septiembre de 2004

Líderes de movimientos sociales y campesinos rechazaron hoy la ofensiva del gobierno de Guatemala para persuadir a la población de los supuestos beneficios del tratado de libre comercio (TLC) firmado en mayo con Estados Unidos.

" Nos convencieron, el TLC con Estados Unidos es bueno", manifestó con ironía Jorge Mario Sub, de la Alianza por la Vida y la Paz, al diputado Mariano Rayo, quien durante un foro insistió en que ese acuerdo es "una buena iniciativa para el país y que debe ser aprovechada".

Sub, originario del norteño departamento de Petén, señaló que el gobierno y el sector empresarial, dentro del cual figuran políticos de oposición, creen que el campesino es ignorante y que puede ser convencido con disertaciones técnicas, dirigidas a debilitar la resistencia de las comunidades más empobrecidas del país.

Pronosticó que las poblaciones del interior serán las más afectadas con el TLC, y consideró necesario mostrar firmeza y defender los intereses populares, que se verían dañados por el deterioro económico, agrícola, ambiental y el desplazamiento masivo de los habitantes, indicó.

Citó como ejemplo el proyecto de construcción de hidroeléctricas sobre el río Usumacinta, fronterizo con México, el cual es parte del Plan Puebla Panamá (PPP) y cuyas bases -dijo- están siendo sentadas con la firma del TLC con Washington, perjudicando a poblaciones pobres.

Por su parte, Edwin Ortega, de la Coordinadora Nacional Sindical y Popular (CNSP), advirtió que si se respalda el convenio comercial "estamos perdidos", pues hay antecedentes acerca de lo nefasto que puede ser, como ocurrió en México, con el TLC de 1994.

En el vecino país, apuntó Ortega, la actividad agrícola campesina, entre otras, virtualmente ha desaparecido debido a la invasión de productos extranjeros con subsidio.

El diputado Rayo, del opositor Partido Unionista (PU), pero partidario al igual que el gobierno de impulsar el entendimiento comercial con Washington, defendió el mismo como "una oportunidad para todos, que no afectará al ambiente, al empleo y a la agricultura, pues está regulado para no violar esos aspectos".

Aunque intentó persuadir y convencer afirmando que no representaba la voz oficial, es uno de los legisladores que distribuye documentos elaborados por el gobierno de Oscar Berger con información acerca las supuestas ventajas del tratado.

Entretanto, Mario Rodríguez, de la Facultad de Economía de la Universidad San Carlos de Guatemala, vaticinó que la agricultura nacional sufrirá graves consecuencias, ya que no cuenta con el subsidio que Estados Unidos brinda a sus productos agrícolas.

Recordó que hace décadas la gremial de productores de trigo de Quetzaltenango, departamento del occidente, se opuso a la liberación de la importación de ese cereal, pero el gobierno ignoró esa demanda y como consecuencia la actividad desapareció.

El TLC entre Centroamérica y Estados Unidos se suscribió en mayo pasado y está pendiente de ser ratificado por los Congresos nacionales del istmo y de la nación norteña para que entre en vigor probablemente en 2005.

 

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.