Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Arrecian críticas por tema minería
Por ARC/Ulises Canales L.- Guatemala, 29 de junio de 2005

Campesinos, indígenas, ambientalistas y columnistas de Guatemala avivan hoy las críticas al gobierno por pretender deslegitimar los derechos de los pueblos, en relación con una consulta sobre el tema de la minería de metales.

Los representantes de los estratos más desposeídos del país reivindicaron el resultado de una encuesta realizada el pasado día 18 en la localidad de Sipacapa, para pronunciarse sobre la admisión o no de la extracción de oro y plata en esa zona.

Amparados en leyes nacionales e internacionales, los opositores a las concesiones otorgadas a empresas foráneas por el gobierno de Oscar Berger buscan detener esa actividad en sus territorios, ante el temor de que dañe los recursos naturales y la salud.

Ecologistas invocaron el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre los pueblos indígenas y en comunidades de Comitancillo y Sipacapa (departamento de San Marcos), iniciaron acciones para dejar sin efecto la extracción de metales.

El Colectivo MadreSelva aseguró que la explotación de oro, plata, níquel y otros metales destruirá montañas, suelos y contaminará el agua.

Según el resultado de las consultas populares, garantizadas por el Código Municipal y el referido Convenio, prevaleció el "NO" a los reconocimientos, exploraciones y explotaciones mineras.

MadreSelva, sin embargo, advirtió de la posibilidad de que el gobierno, círculos influyentes en el Congreso nacional y diplomáticos de Canadá (país de origen de las empresas mineras) puedan deslegitimar el sentir de los sipacapenses.

Carlos Salvatierra, especialista de la referida agrupación ambientalista, manifestó que los cabildeos entre los vecinos son parte del ejercicio ciudadano, amparado en las normas vigentes, y deben ser avalados.

Al respecto, se preguntó cuál sería la posición de las autoridades si los resultados hubieran favorables a la minería, e insistió en que en todos los ámbitos se reconozca la acción de los campesinos.

Magalí Rey Rosa, activista de MadreSelva, explicó a Prensa Latina que en el proceso para obtener metales preciosos, además de la perforación subterránea y la destrucción de bosques, se emplean significativas cantidades de cianuro y sodio para romper las rocas.

Además, se utilizan más de 200 litros diarios de agua, que finalmente son absorbidos por la tierra, alertó.

Según la instancia ecológica, El Estor, en el nororiental departamento de Izabal, sentó un precedente claro de lo nefasto que es esa actividad en Guatemala, pues la empresa canadiense Exmibal operó allí por varios años.

Los ejecutivos de dicha firma prometieron empleo permanente y obras de infraestructura, pero al final sólo hubo destrucción y los ofrecimientos no se concretaron, recordó Rey Rosa.

Los resultados de la consulta celebrada en Sipacapa fueron presentados el martes al Congreso y a la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) para que en dichas dependencias se verifique su legitimidad.

Al recibir a las autoridades de Sipacapa que entregaron en el Congreso los resultados de la encuesta, el presidente de ese organismo, Jorge Méndez, expresó que "la gente de la India se muere de hambre, por creer que no es bueno comer carne de res".

La expresión buscó advertir a los guatemaltecos opuestos a la minería de metales que les podría ocurrir lo mismo, si persisten en su rechazo a esa actividad.

Los campesinos interpretaron dicha comparación como una burla al pueblo, al que los funcionarios consideran ignorante, porque se opone a las imposiciones de las empresas mineras extranjeras, comentaron dirigentes populares.

Madreselva afirma que las compañías mineras pretenden explotar toda la cadena montañosa de Guatemala, donde actualmente hay 21 zonas en actividad, 114 solicitudes para reconocimiento, 246 para exploración y cuatro para explotación.

La firma canadiense Glamis Gold es subsidiaria de Montana Exploradora, que opera en San Marcos mediante el proyecto Marlin, y según lo pactado con el gobierno, el país recibirá como "regalía" apenas uno por ciento del total de las ganancias.

Tomado de www.prensalatina.com.mx


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.