Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Destapan enriquecimiento electoral ilícito del partido de gobierno con aportes de grandes empresas
Por la redacción Prensa Comunitaria - Guatemala, 23 de abril de 2018

Se destapa implicación en el Financiamiento electoral ilícito al Banco Industrial, Cementos Progreso, Cervecería de Centroamérica, Grupo Occidente, Distribuidora La Nueva S.A. e Inversiones Nuevas S.A. Según Iván Velásquez el mismo Andrés Botrán contribuyó a la “transcripción de información para el pago de los fiscales.“ Hubo colaboradoras eficaces que trabajaban para la empresa Nova Servicios en cargos gerenciales que dieron su testimonio, ellas son Paulina Paiz y Olga Vitelia Méndez.

#FinanciamientoElectoralIlícito. El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), en conferencia de prensa informaron que el Banco Industrial y Cementos Progreso aportaron a la campaña de FCN-Nación en transferencias a Nova Servicios, a través de Rodrigo Arenas, encargado de coordinar junto a Edgar Ovalle, con empresarios y este partido. Él dejó rastros electrónicos de las coordinaciones ilegales que hacía con empresarios, se pagaba con cheques o transferencias en línea.

FCN- Nación no reportó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) fondos anónimos que recibió para la campaña. Entre estos fondos están 7 millones 119 mil en pagos realizados directamente por las empresas para fiscales. No fueron reportados al TSE y esto es lo que se llama financiamiento electoral ilícito por tratarse de aportes anónimos.

En el 2015 supuestamente este partido tenía pocos recursos, y tenían una campaña política austera, después demostraron que gastaron más de cinco millones. En la investigación de la CICIG, se constató que tanto los directivos del partido como otras personas usaron diversas mecanismos para ocultar unos 8 millones de quetzales.

Al menos 15 millones provinieron de financiamiento ilícito en cuanto a aportes anónimos. El financiamiento se puede hacer como aportes a los partidos para sus actividades normales, pero debe estar sometido a reglas, según la ley electoral.

Los financiamiento que se hacen son autorizados y provechosos para la democracia. El problema es cuando se usan pretextos para entregar financiamiento anónimo.

Las empresas facturaban por “reclutamiento de personal “pero contrataban a los fiscales de FCN y de esta manera evadían al Tribunal Supremo Electoral.


Fuente: www.prensacomunitaria.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.