Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Vendedores de"Democracia" recorren América Latina
Por la redacción de Radio Habana - Habana, 7 de diciembre de 2007

Desinterés en las desigualdades sociales de América Latina, vagas promesas de gestiones para recabar ayuda con destino a la región y el reconocimiento de la poca atención que le concede Washington al subcontinente, son los resultados visibles de un reciente recorrido por el área de seis senadores estadounidenses.

La comitiva, encabezada por el líder de la mayoría demócrata Harry Ried, visitó en días pasados Paraguay, México, Colombia, Guatemala y la denominada Triple frontera, es decir, la confluencia entre Brasil, Argentina y Paraguay.

Si bien el objetivo de los viajeros era tratar de llenar el espacio dejado por la administración de George W. Bush en los nexos con América Latina, los senadoresno dejaron de recurrir a las añejas obsesiones de los políticos estadounidenses.

La tendencia a observar las realidades desde posiciones epidérmicas y con los anteojos de la seguridad de Estados Unidos les impide intentar un acercamiento serio a la problemática de América Latina, suponiendo que ese fuera el real objetivo.

El señor Reid admitió ante los periodistas que el presidente Bush envía mucho dinero hacia Irak, tal vez demasiado, dijo, a contrapelo de otras prioridades, como sería la ayuda a América Latina.

Reid trataría de reparar la ausencia de asistencia económica de su país al subcontinente con gestiones ante la USAID, Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, aunque ya se sabe que ese tipo de contribuciones son exiguas y se asocian a exigencias.

La escala de los senadores estadounidenses en México fue espinosa porque el presidente Felipe Calderón rechazó el clima de persecución contra los inmigrantes en el territorio de la Unión.

Precisamente, el tema de la inmigración, junto al combate al narcotráfico, el comercio y los problemas fronterizos figuraron como los puntos esenciales de la agenda de discusión entre los visitantes y sus anfitriones.

Si bien Reid se pronunció a favor de una reforma migratoria en Estados Unidos, simplificó sus alcances al señalar que sólo desean que los latinoamericanos que llegan en oleadas a la Unión "paguen impuestos, se porten bien y aprendan inglés".

Para que NO dijeran en México que su permanencia careció de propuestas financieras, el líder de la mayoría demócrata en el Senado estadounidense dijo que abogaría por la aprobación de la denominada "Iniciativa Mérida".

Hablaba el congresista de una iniciativa que destinaría mil 400 millones de dólares a México, aunque NO para asistirlo en la solución de problemas sociales apremiantes, sino para el combate al narcotráfico.

En este punto debe elogiarse a Harry Reid por su arranque de sinceridad al referirse al narcotráfico porque admitió que parte del problema radica en que "en Estados Unidos tenemos un apetito voraz por esas sustancias ilegales".

Más allá de confesiones anecdóticas, la gira senatorial careció de anuncios de ayudas concretas o de promoción de reglas comerciales más justas, como demanda América Latina.

Se trata de realidades que nunca podrán apreciar visitantes en recorridos relámpago que, además, afirman que la misión principal de su país se limita a "vender libertad y democracia al mundo".

Fuente : www.radiohc.cu


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.