Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Discriminación laboral hacia personas con VIH-sida
Por Alba Trejo - Guatemala, 18 de mayo de 2007

Ser portador del VIH-sida y solicitar empleo en este país es condenarse a la marginación y al rechazo de los empleadores, que ven, en quien padece la enfermedad, un riesgo de contagio para sus demás empleados.

Por lo menos así lo experimentan 95 de cada 100 personas seropositivas en Guatemala, donde 10.756 personas viven con VIH-sida.

Los empleadores son tramposos, dijo a SEMlac Rigoberto Vásquez, director de la no gubernamental Asociación Gente Positiva. Después de someterse a pruebas escritas, orales y exámenes sicológicos, a las personas desempleadas se las obliga a hacerse un análisis de hematología que ni siquiera está incluido en los requisitos, explica.

Y todo empeora si el resultado es positivo, porque a la persona aspirante se le rechaza inmediatamente, sin que medie explicación alguna.

Esta práctica es común en empresas del sector privado y entidades estatales, que tratan así de mantenerse al margen de los padecimientos de la población, de acuerdo con el planteamiento discutido en la primera conferencia empresarial de prevención del VIH, denominada "Problema Mundial, Compromiso Local".

Otra de las conclusiones del evento es que eso no ocurre en los negocios menores, porque no cuentan con la capacidad económica para invertir en ese tipo de pruebas.

El VIH Sida se ha convertido en un mal que, en este país, ha cegado la vida de 1.116 personas, 829 de ellas hombres y 287 mujeres, la mayoría infectados a través de relaciones sexuales.

Según datos del Programa de Acción para el sida en Centro América (PASCA), en Guatemala cerca del 60 por ciento de los habitantes con una vida sexual activa no utiliza condón. A eso hay que agregar que gran parte de la población inicia su vida sexual a partir de los 13 años, de acuerdo con la Encuesta de Salud Materno Infantil.

PASCA detalla, además, que 42 de cada 100 personas nunca usan condón con sus parejas regulares y que una de cada cinco mantiene relaciones sexuales tanto con una pareja masculina como femenina.

Claudia Miranda, gerente de capital humano del no gubernamental Consejo Empresarial del Prevención del VIH y Sida, una entidad que busca sensibilizar y capacitar a las empresas para que admitan a los portadores en sus filas laborales, dijo a SEMlac: "Lo que hacen con ellos al tomarles una prueba, no sólo es un engaño a todas luces, sino que viola la ley". Recordó que en los anuncios o convocatorias a una plaza nunca se incluye en los requisitos un examen hematológico

Guatemala cuenta con un decreto que prohíbe las pruebas de manera obligatoria para el diagnóstico de infección, salvo con fines procesales, donación de sangre o de atención del paciente.

De igual forma, esa ley señala que las personas portadoras tienen derecho al trabajo y pueden desempeñar labores de acuerdo con su capacidad y situación, y no podrá considerarse la infección por VIH como impedimento para contratar o como forma causal para la terminación laboral.

"Esta ley es letra muerta, porque no se cumple", dice el representante de Gente Positiva.

Quienes resultan discriminados laboralmente con esta práctica son personas que se encuentran en edad productiva, entre los 25 y 29 años de edad, de acuerdo a los datos disponibles.

"Y si se toma en cuenta el subregistro de 70.000 personas más que viven con VIH sida, la situación se agrava, señala Vásquez. "Estos no tendrán más opción que incorporarse al sector informal", añade

De acuerdo con el último informe del Instituto Nacional de Estadística, en el país hay unos 172.000 desempleados, por lo menos cuatro millones 892.000 participan en alguna actividad productiva, tres millones laboran en el sector informal y 800.000 subsisten en el subempleo. Sólo un millón 445.000 trabajadores tienen un empleo en el sector formal de la economía.

Según el Ministerio de Trabajo, la gran mayoría de guatemaltecos se ocupa en maquilas, construcción y fábricas.

De acuerdo con las proyecciones de la estatal Universidad San Carlos de Guatemala, para 2010 serán 140.000 las personas con VIH en este país y habrán muerto 9.000, en tanto cerca de 24.000 niños serán huérfanos a causa de la enfermedad.

Fuente: rotativo.com.mx - 170508 - Ref.: SEMlac


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.