Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Berger: "Emergencia no es para tanto"
Por Edgar López - Guatemala, 5 de octubre de 2005

En Escuintla siete municipios son considerados zona de alto riesgo

El presidente visitó el área afectada por inundaciones en el Puerto San José y descarta que se decrete el estado de calamidad.

Un cielo cerrado y una fuerte lluvia siguió haciéndose sentir en Escuintla. Para Juan de Jesús Ixpanel, de 37 años, son "los días más lluviosos que he visto en mi vida". Él, junto a su esposa y cinco hijos son parte de los más de 200 refugiados en el Salón Municipal del Puerto San José.

"Por el momento la emergencia no llega a tanto; los habitantes de estos lugares ya están acostumbrados a esto y esperamos que el día más difícil, según el pronóstico, lo superemos y creemos que no es para tanto", declara el presidente Óscar Berger luego de hacer un recorrido en algunas áreas inundadas del Puerto San José.

Difícil, pero sin crisis

"Este es el peor día; hemos visto ríos crecidos, durante el trayecto hacia acá (Puerto San José), pero no hemos llegado a una crisis", declaró Berger, al descartar que se decrete un estado de calamidad en la Costa Sur, lo cual obligaría a la evacuación de la población y su traslado hacia los albergues.

Berger, calzando botas de hule y vistiendo chumpa impermeable, caminó entre las aguas que cubren la Avenida del Comercio, cerca del barrio El Progreso.

La familia Ixpanel y varios de sus vecinos en el barrio San Juan Paraíso, debieron abandonar sus viviendas ante la persistente subida del nivel del agua que anegó totalmente su hogar "con todas las pertenencias adentro".

Además, la situación económica se hace difícil, pues Juan, de oficio pescador, no ha podido dedicarse a sus faenas diarias.

Familias evacuadas "es la constante", indica el gobernador de Escuintla, Luis Muñoz, quien refiere que en el departamento hay al menos 80 comunidades en alto riesgo por el desborde de ríos, originado por la lluvia.

Los municipios de la Nueva Concepción, Iztapa, Tiquisate, Masagua, La Democracia y Palín, también sufren de inundaciones.

La situación en el Puerto San José fue evaluada por el gobernante, quien se hizo acompañar de los ministros de Gobernación, Carlos Vielmann; Salud, Marco Tulio Sosa; Defensa, Carlos Aldana; Agricultura, Álvaro Aguilar y el secretario de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, Eduardo González.

"Tenemos instrucciones de construir unas cunetas y hacer drenajes cuando llegue el verano, para evitar que se repita esta situación", detalla Hilario Herrarte, alcalde del municipio portuario.

Las autoridades decidieron abrir una de las bocabarras para drenar el agua de las calles y conducirla al océano Pacífico (lea: Abren bocabarras).

El nivel del agua creció en relación al lunes en varias aldeas del Puerto San José, en las cuales se niegan a salir algunos vecinos "para evitar robos", aunque el ministro Vielmann asegura que hay 500 policías, de las comisarías 31 y 32, resguardando las colonias evacuadas en la Costa Sur, en prevención de hechos delictivos.

"Por el momento la emergencia no llega a tanto, los habitantes de estos lugares ya están acostumbrados a esto...".

ABREN BOCABARRAS

La bocabarra conocida como La Ciega fue abierta por personal de la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, con el objetivo de drenar hacia el mar el agua que anega las calles de puerto San José.

Una zanja de unos 2 metros de alto y 3 de ancho fue excavada con maquinaria pesada en aproximadamente 2 horas.

"La última vez que se hizo esto fue durante el huracán Mitch y estuvo a cargo de la brigada del Ejercito, con la diferencia de que tomó dos días seguidos", indica el ministro de la Defensa, Carlos Aldana. Las bocabarras de El Chiguate y El Chilate también están por ser habilitadas.

80 comunidades están en alto riesgo, en el departamento de Escuintla, por el desborde de ríos, causado por la lluvia.


Nota de la redacción: No les suena familiar el título de este artículo? Seguramente la familia Berger no perdió a ningun familiar ni tendrá que dormir, comer y vivir en la humedad y el desamparo de haber perdido su techo.

Fuente: de www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.