Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Revelan "esclavitud" de 121 guatemaltecos
Por Rodrigo Pérez - Guatemala, 6 de julio de 2005

Tras escapar, tres campesinos dieron la voz de alerta

La "esclavitud" a que fueron sometidos 121 campesinos guatemaltecos, que migraron a México para trabajar temporalmente en dos fincas cafetaleras de Tapachula, Chiapas, fue dada a conocer por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Se buscó la postura de la Embajada de México, pero no fue posible obtenerla.

Un informe oficial da cuenta de que luego de "escapar" de la finca "Nueva Esperanza", Máximo Dionisio Pérez y Ramón Molina López denunciaron al Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdoba (con sede en Tapachula), que ellos y otros 92 campesinos "estaban siendo retenidos contra su voluntad, se les estaba obligando a trabajar y no se les quería pagar". Ello ocurrió el 15 de marzo de este año.

Pero un día antes, otra denuncia similar se recibió en la Casa del Migrante, ubicada en Ayutla, San Marcos. Esta fue hecha por Florencio Pérez Pérez, quien logró "fugarse" de la finca "Gadow". Junto a Pérez Pérez laboraban otros 26 labriegos guatemaltecos.

Transcurrieron 4 días entre la primera queja y el rescate de 121 connacionales por parte de grupos de derechos humanos y autoridades mexicanas. También se logró que se les pagara por el tiempo laborado.

Lo anterior fue dado a conocer por Antonio Escobedo, titular de la Dirección de Migraciones de la Cancillería guatemalteca. "Tenemos datos consulares y reportes de oficinas de derechos humanos. Se pidió un informe al Gobierno mexicano, pero hasta el momento no lo ha enviado", explicó.

Siglo Veintiuno buscó la postura de Juan José Campuzano, agregado de Prensa de la embajada de México en el país, pero Mariola Álvarez indicó que no estaba en su oficina.

¿Una historia sin fin?

"Ya hubo otros casos. Lo que sucede es que las autoridades los esconden, porque les perjudica la imagen", afirmó Mauro Verzelleti, secretario de la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal y coordinador de la Casa del Migrante.

Marta Altolaguirre, viceministra de Relaciones Exteriores, señaló que estos casos no ocurren siempre, aunque reconoce que hay otros que sí son más frecuentes. "Durante el año hay una serie de llamados a nuestros consulados, de personas que denuncian que no se les está respetando sus derechos laborales", confesó.

Según la funcionaria, se ha contado con el apoyo del Instituto Nacional de Migración de la nación azteca y se ha logrado reparar "en la mayoría de los casos los problemas".

La Cancillería da cuenta de que unas 50 mil personas, en su mayoría originarias de San Marcos y Quetzaltenango, viajan cada año a la vecina nación para trabajar en tareas del campo (vea: Con olor a café).

En octubre del año pasado, en una reunión bilateral de equipos técnicos, el Gobierno solicitó a la contraparte mexicana que se permitiera a un grupo de funcionarios guatemaltecos visitar las fincas, para ver las condiciones en que laboran los migrantes chapines. Pero eso hasta el momento no se ha concretado, reconoció el canciller Jorge Briz.

Escobedo aseguró que en abril pasado (una semana después de los dos incidentes), se pidió a las autoridades del vecino país que se reactive la comisión ad hoc creada exclusivamente para tratar el tema de los trabajadores migrantes, y que no se reúne desde hace dos años.

La migración de campesinos para emplearse en forma temporal en el campo de los estados mexicanos fronterizos con Guatemala es un fenómeno que se remonta a varias décadas, señala un documento de la Organización Internacional para las Migraciones, elaborado en 2002.

"TODAVÍA NO HAY RESPUESTA"

El Gobierno pidió en abril que se reintegre la comisión creada exclusivamente para tratar el tema de los trabajadores guatemaltecos que temporalmente se trasladan a las fincas mexicanas para emplearse, informó Antonio Escobedo, encargado de la Dirección de Migraciones, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Según relató, ésta no se reúne desde hace dos años y la solicitud se hizo "de Cancillería a Cancillería". Enfatizó en que hasta el momento "no se ha tenido todavía una respuesta del Gobierno azteca".

Por parte de Guatemala, integran la comisión los ministerios de Trabajo, Relaciones Exteriores y Salud, así como el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, la Policía Nacional Civil y la Procuraduría de los Derechos Humanos. Escobedo afirmó que no todas tienen una contraparte mexicana.

Durante el año hay una serie de llamados a nuestros consulados, de personas que denuncian que no se les está respetando sus derechos laborales.

Fuente: de www.sigloxxi.com - Magazine 21


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.