Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

IGSS viola normativa sobre desechos
Por Ivonne Gabet - Guatemala, 30 de octubre de 2005

Las autoridades aseguran que se debe a la falta de conocimiento y educación del personal médico.

Durante las tareas que realizan a diario los recolectores de basura y guajeros para llevar el sustento a sus hogares, se exponen a contraer enfermedades e infecciones con los desechos hospitalarios del Seguro Social que llegan al relleno sanitario de la zona 3, lo cual es prohibido.

Pese a existir un Reglamento para el Manejo de Desechos Sólidos Hospitalarios, en vigencia desde el año 2002, que establece procedimientos y normas para recolección, almacenamiento, tratamiento, transporte y disposición final, éste es incumplido por algunas entidades como el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Aunque es negado por las autoridades del Seguro Social, Siglo Veintiuno lo comprobó el jueves 27, al acompañar al camión recolector de los desechos comunes autorizado por la Municipalidad de Guatemala, que presta servicio a los hospitales de Accidentes 7-19, ubicado en la zona 4 de Mixco, y de Enfermedad Común de la zona 9.

Dentro de la basura común, platos, comida, flores, entre otros, se recogieron bolsas conteniendo gasas, guantes, jeringas sin aguja, frascos de medicamentos y bolsas utilizadas para transfusiones, aún con sangre, desechos catalogados de bioinfecciosos y especiales, los que deben ser incinerados por una empresa autorizada por los Ministerios de Salud y Ambiente.

"Se me duermen las manos"

El artículo 3 del Reglamento establece que los desechos bioinfecciosos son generados durante las diferentes etapas de atención de salud, y que han entrado en contacto con pacientes humanos o animales; por ello "representan diferentes niveles de peligro potencial" de acuerdo con el grado de exposición que hayan tenido con los agentes que provocan las enfermedades.

Es por ello que deben depositarse en bolsas o recipientes color rojo, con la simbología bioinfecciosos, junto a otras especificaciones, según el artículo 14; sin embargo, estos desechos llegan al vertedero en bolsas negras comunes (lea: Manejo adecuado).

La vida de Estela, quien se encarga de revisar las bolsas del camión de basura procedente de ambos centros asistenciales del IGSS, está en riesgo. "Aquí viene de todo; lo que sí gracias a Dios es que no hemos encontrado restos humanos, pero sí vienen frascos, jeringas, gasas, algodones, unas como mangueras (sondas) y otras cosas", señala.

Su versión es secundada por otra guajera que no desea ser identificada: "Se me duermen las manos cada vez que debo manipular una bolsa que contiene basura de los hospitales".

"Nosotros recolectamos diariamente la basura de los dos hospitales, porque no se puede acumular; ellos, los del IGSS, nos dicen que debemos tener cuidado con el contenido de las bolsas", cuentan los trabajadores del camión, quienes desde hace siete años prestan el servicio al Seguro Social (lea: Preceptos vigentes).

Según Ricardo Mena, jefe de Epidemiología del Hospital General San Juan de Dios, el contacto con desechos médicos mal tratados puede producir contagios de hepatitis o sida, y daños para el ambiente por la contaminación de los mantos friáticos.

"Un buen manejo disminuye el riesgo de que los pacientes en los hospitales contraigan infecciones nosocomiales por la falta de higiene; y un eslabón importante son los médicos, pues son ellos los que más contaminación generan y a quienes más cuesta educar", agrega.

La violación al Reglamento de parte de las autoridades del IGSS es confirmada por la empresa Ecotermo, que cuenta con autorización y, asegura, brinda los servicios de recolección, manejo y disposición final de los desechos hospitalarios al IGSS.

"El IGSS incumple las normas del Reglamento, especialmente el embalaje, que consiste en la separación de los desechos, porque representa dinero; el servicio cuesta aproximadamente Q7 por kilo, y para ahorrarse ese dinero no manda los remanentes en bolsa roja y finge darnos un poco y lo tiran a la basura común", afirma Martha de Sechel, encargada de las capacitaciones sobre manejo de desechos hospitalarios de Ecotermo.

Asegura que en varios hospitales no existen gestores que se encarguen de la recolección de los desechos, ni tienen suficientes bolsas.

"Con el IGSS, incluso, nos enfrentamos al problema de que a veces nos entregan las bolsas abiertas y no asisten a las pláticas de capacitación; nosotros, como recolectores, sólo estamos obligados a extraer los desechos, no a verificar lo que sucede en la parte interna, por lo cual los responsables debieran ser sancionados", agrega Sechel.

Los hallazgos en el relleno sanitario de la zona 3 son rechazados rotundamente por Douglas Guerrero, director del IGSS de la zona 9, quien señala que cuentan con un equipo conformado por enfermeras y técnicos.

"Si ustedes me dijeran que encontraron un miembro humano o material de cultivo de laboratorio, que contiene virus y bacterias, ahí sí soy capaz de decirles que me pongan en la primera plana del periódico, porque eso sí está contaminado. Ni mi equipo, ni yo ponemos en peligro la salud de la población", comenta.

Para Luis Morales Sosa, director del Hospital de Accidentes del Seguro Social, la aparición de gasas, jeringas (entre otros utensilios) en el relleno de la zona 3, obedece a la falta de educación y cultura de los empleados que se encargan de la tarea.

"Yo no le puedo garantizar que todos los trabajadores sean conscientes, pero nosotros efectuamos capacitaciones sobre el Reglamento", concluye.

El incumplimiento a los artículos del Reglamento genera sanciones que deben ser impuestas por los ministerios de Salud y Ambiente.

"Las penas que le corresponden al Ministerio son aquellas por omitir cualquier paso en el manejo de los desechos", explica Milena Ramírez, del Departamento de Regulación.

Las sanciones son de tipo económico, y van de 2 a 150 salarios mínimos de, Q48, o la clausura del lugar.

PRECEPTOS VIGENTES

La infracción cometida por dos hospitales del Seguro Social, revela la falta de supervisión por parte de autoridades encargadas para el efecto.

Un ejemplo es la disposición, que indica adónde deben ser llevados.Artículo 27: La disposición final comprende tres formas para realizarse:

1) Para los desechos clasificados como comunes, la disposición será por medio del sistema de manejo de desechos municipales.

2) Para los desechos clasificados como infecciosos, debe realizarse su disposición por medio de un sistema de incineración.

3) Para los desechos especiales, se utilizará un sistema de relleno sanitario de seguridad.

"Si ustedes me dijeran que encontraron un miembro humano o material de cultivo de laboratorio, que contiene virus y bacterias, ahí sí soy capaz de decirles que me pongan en la primera plana del periódico, porque eso sí está contaminado.

DOUGLAS GUERRERO,

DIRECTOR IGSS ZONA 9

Fuente: de www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.