Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La UIP y el turismo sexual
Por Patrick John Buffes 27 de abríl de 2004

Los países de Centroamérica se han convertido en destinos preferidos del turismo sexual procedente de Estados Unidos, Europa y Suiza.

UNICEF calcula que en todo el mundo, la explotación sexual comercial afecta a 2 millones de menores de edad, niñas en su mayoría.

“ Aquí estamos frente a los legisladores de todo el mundo. El problema es que ellos reaccionen ante los problemas sociales, mientras millones de niñas y niños están siendo explotados sexualmente, porque los legisladores no han sido capaces de introducir leyes antes de que la inocencia de la niñez sea robada”.

Así se expresa Bruce Harris sobre el tema del turismo sexual, en declaraciones a swissinfo. Es el director de Casa Alianza, una ONG presente en México, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica y que cuenta con una antena en Ginebra.

Dos millones de víctimas

Respondiendo a la invitación de la UIP, Harris participó en un panel sobre “la explotación sexual de los niños con fines comerciales”. Para sensibilizar a los delegados de la Unión Interparlamentaria sobre este grave problema, Bruce Harris evocó la situación de estos niños que, según las cifras de UNICEF, son unos dos millones, víctimas de este flagelo que toma tres formas: la prostitución, el tráfico con fines de explotación sexual y la pornografía infantil.

Las severas leyes adoptadas por Filipinas y Tailandia, que fueron paraísos del turismo sexual durante años, han empujado a los explotadores sexuales a dirigirse hacia otras regiones, principalmente a países centroamericanos como Guatemala, Honduras, Nicaragua o Costa Rica. Allí pueden actuar con total impunidad porque las leyes en la materia no existen o son débiles, no son aplicadas o pueden ser fácilmente evadidas por la corrupción.

También los suizos

En cuanto a los “turistas sexuales”, 25% de ellos son estadounidenses. Los otros vienen de diversos países, entre los cuales se cuentan muchos Europeos y Suizos. Según Bruce Harris, los países de donde proceden los turistas sexuales “deben aplicar sus leyes extraterritoriales y además poner su casa en orden. Tienen que tener sus leyes para proteger a sus propios niños y niñas”.

Suiza, que exporta también turistas sexuales, registró últimamente avances importantes en su legislación nacional para luchar contra este fenómeno, como subraya el delegado suizo Felix Walker, participante en el panel : “Suiza tiene en la materia una nueva legislación que fue adoptada hace un año y medio. Ya se hicieron investigaciones que terminaron con condenas “.

Sin embargo, el consejero nacional demócrata-cristiano considera que “para luchar eficazmente contra el turismo sexual, que es un fenómeno mundial, todos los países deben tomar las medidas necesarias”.

El uso de Internet, que permitió ampliar el espacio de comunicación entre los abusadores de niños y divulgar fácilmente el material de pornografía infantil, es un motivo de gran preocupación para todos. Luchar contra este fenómeno no es fácil. Según Felix Walker, “Internet se desarrolla de manera tan rápida con todas las posibilidades tecnológicas que la legislación no siempre sigue”.

Tomado deSwissInfo - www.swissinfo.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.