Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

En medio de protestas, Negroponte visita Centroamérica para vender el ''Plan Mérida''
Por la redacción de Telesur - Guatemala, 5 de junio de 2008

Previo al encuentro con el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, el subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Negroponte, visitó Honduras y El Salvador, con cuyos gobiernos evaluó la aplicación del polémico plan Mérida.

En el marco de una gira que realiza por Centroamérica, signada por el rechazo popular, el subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Negroponte, se reunirá este jueves en Guatemala con el presidente de este país, Álvaro Colom, para evaluar la aplicación de la Iniciativa Mérida, un plan de financiamiento tecnológico que Washington adelanta con México con el pretexto de disminuir el crimen organizado y el narcotráfico.

Según el mandatario guatemalteco, durante el encuentro abordarán temas "de seguridad, el Plan Mérida, las metas del milenio y las relaciones bilaterales".

Colom resaltó que le dedicarán especial interés al tema de la Iniciativa Mérida, como se le conoce al plan en México.

Según Washington, esta iniciativa busca "disminuir el crimen organizado y el narcotráfico" en varios países de América Latina mediante el financiamiento de unos cien millones de dólares en apoyo técnico, equipo, comunicaciones y asesoramiento en materia de seguridad.

De acuerdo con la embajada de Estados Unidos en Guatemala, el llamado "zar antidroga" se reunirá, además, con altos funcionarios del Gobierno y miembros del sector empresarial para abordar asuntos bilaterales y regionales.

La gira de Negroponte por Centroamérica, tiene como punto final Guatemala, luego de haber visitado en El Salvador y Honduras.

Persona no grata

En este último país, grupos sociales manifestaron su descontento por la presencia del funcionario estadounidense, quien entre 1981 y 1985 fue embajador de Estados Unidos en Honduras.

La visita de Negroponte estuvo marcada por la protesta de sectores populares y organismos de derechos humanos, que lo responsabilizan por la aplicación de una política de seguridad nacional impuesta por Washington que dejó varios desaparecidos.

Los hondureños protestaron por más de 24 horas a las afueras de la Casa de Gobierno, pues señalaron que la visita del ex embajador revive el oscuro pasado de Hondura en la década de los 80 caraterizado por las desapariciones forzadas y la tortura.

Noemi Pérez, una de las manifestantes, repudió la visita de Negroponte a quien calificó de "terrorista, facista y asesino".

Por su parte, Salvador Zuñiga, representante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas, denunció que "Negroponte ha seguido con sus prácticas de tortura en Irak" y su presencia en centroamérica "amenaza al continente americano ya que esta presionando para impulsar el ASPAN, que es un programa de ocupación militar".

Durante su visita, Negroponte y el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, firmaron tres convenios por el orden de 1, 3 millones de dólares para la lucha contra el narcotráfico, las pandillas y la capacitación policial.

Antes de arribar a Honduras, Negroponte pasó por El Salvador donde se reunió con el presidente Elías Saca, con quien discutió una amplia gama de temas bilaterales y regionales, entre los que destacó la puesta en marcha de la Iniciativa Mérida.

La Iniciativa Mérida es rechazada por los sectores de oposición mexicanos que aseguran que el polémico plan es una maniobra encubierta de Estados Unidos para entrometerse en los asuntos internos de México.

Además, es visto como una imitación del Plan Colombia, un ambicioso y controvertido proyecto concebido en 1999 por el presidente colombiano, Andrés Pastrana y el estadounidense Bill Clinton, y cuyo supuesto propósito era disminuir el tráfico y cultivo de drogas y resolver la guerra civil que vive ese país suramericano desde hace 50 años.

"Manifestamos nuestro total rechazo al Plan Mérida, que le han puesto así no más para no llamarle Plan México porque no es más que un plan idéntico al Plan Colombia, que lo único que lograron son grandes baños de sangre que no terminaron en ningún momento con el narcotráfico", opinó recientemente Yeidckol Polevnsky Gurwitz, senadora por el opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD) de México.

Fuente: www.telesurtv.net


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
s