Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Nace histórica Asamblea Nacional Maya para luchar contra racismo
Por Terra/AP - 1 de abríl de 2004

Los pueblos mayas de Guatemala ya cuentan con "voz popular" al instituir una histórica Asamblea Nacional, que buscará la erradicación de la discriminación, el racismo y la exclusión.

Asamblea Maya

Basados en convenciones internacionales y en el Convenio 169 de la OIT, ratificados por Guatemala, representantes de 14 de las 22 etnias que existen en el país eligieron el pasado lunes en el II Congreso Nacional del Pueblo Maya a 56 de los 88 miembros que tendrá la Asamblea, un órgano autónomo y sin ninguna afiliación política.

El resto de miembros será elegido en una fecha que todavía no ha sido precisada y al igual que los elegidos el lunes no tienen que tener ninguna afiliación o vinculación partidaria y deberán ser reconocidos como los verdaderos líderes de las comunidades mayas.

La falta de comunicación con el Estado, la acentuada pobreza, la explotación y exclusión, la violación de sus derechos, la confrontación, la desconfianza y las políticas impositivas llevaron a los mayas a crear su propia Asamblea, comentó Juana Batzibal, de la Comisión Consultiva Maya (CCM).

La Asamblea nació como un espacio de consulta legítima y representativa, para propiciar la participación de los pueblos en el pleno ejercicio y goce de sus derechos, contribuir a la construcción de un Estado pluricultural, incluyente y democrático, y definir políticas que respondan a su realidad nacional.

Las 22 etnias cuentan con una población de 4.411.964 personas de las 11.237.196 que tiene Guatemala según el último censo de 2002, y entre ellas predomina el k'iche' (28,81 por ciento), q'eqchí' (19,31), kaqchikel (18,88) y mam (13,99 por ciento).

La misión de éste órgano, según el documento aprobado por las comunidades, es contribuir a erradicar el racismo, la exclusión social, la violencia, la manipulación política, la discriminación, la explotación y la pobreza extrema que afecta a un 80 por ciento del Pueblo Maya.

La confianza, el respeto, la solidaridad, la cooperación, la complementariedad, la equidad, la reciprocidad y la responsabilidad son los valores y principios en que se sustentará la Asamblea, que tiene previsto reunirse cada dos meses y que será renovada cada tres años.

Batizabal, de la etnia kaqchikel, anunció que iniciarán un proceso de negociación con el presidente Oscar Berger y con el Congreso para que reconozcan al ente como la "autoridad máxima del pueblo maya".

Uno de los miembros de la Asamblea, Pedro Tul, de la etnia Pocomchi' calificó, en declaraciones, de importante el surgimiento de este órgano porque "seremos la voz del pueblo maya para trabajar por nuestras herencias".

Según el activista de derechos humanos, Miguel Angel Sandoval, la creación de la Asamblea demuestra el alto nivel de consenso que está surgiendo entre los pueblos indígenas guatemaltecos.

"Es un mecanismo de diálogo al que se le debe hacer consultas sobre las demandas básicas de los indígenas y le viene hacer un bien a la democracia", subrayó Sandoval.

Los objetivos específicos de la institución serán realizar consultas en las diferentes comunidades para formular reformas legislativas y administrativas que garanticen sus derechos, y vigilar las políticas públicas, privadas e internacionales relativas a los pueblos indígenas.

La Asamblea se constituye en la máxima autoridad de representación maya ante el Estado, el sector privado y la comunidad internacional y sus funciones serán tomar decisiones para el desarrollo integral de las comunidades, generar espacios de diálogo y negociación frente a cualquier confrontación entre etnias.

El presidente del Congreso, Rolando Morales, del opositor partido Unidad de la Esperanza (UNE), reconoce que el pueblo indígena sigue siendo excluido en las decisiones políticas, sociales y económicas.

Tomado deTerra Noticias - www.terra.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.