Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Rechazamos la represión del gobierno de la UNE hacia la resistencia y lucha campesina
Por el Bloque Antiimperialista - Guatemala, 7 de julio de 2008


Bloque Antiimperialista

Nuevamente las fuerzas represivas del gobierno de Alvaro Colom y las guardias privadas de la oligarquía terrateniente, desalojaron el 30 de junio recién pasado, de forma violenta a familias campesinas del Comité de Unidad Campesina, que exigían su derecho a la tierra para producir sus alimentos.

Estos desalojos violentos se realizaron en la Costa Sur, Alta Verapaz y Fraijanes, el mismo día que el gobierno anunció públicamente el aumento de 2 mil 200 millones de quetzales para el ministerio de la defensa y el aumento de mil efectivos para que el ejército continúe reprimiendo a la población y participando impunemente en actos de corrupción y otros ilícitos.

A esta medida se suma la complacencia que el gobierno de la UNE ha mostrado para la implementación del Plan Mérida, que vulnera la soberanía del país y extiende la militarización e intervención del imperialismo norteamericano a la región mesoamericana.

Repudiamos estas medidas en contra del movimiento campesino que con su trabajo producen la riqueza y los alimentos de la nación, y nos sumamos al ejemplo de dignidad de la organización HIJOS y otras agrupaciones de sobrevivientes del genocidio realizado por el ejército, al exigir la suspensión definitiva del desfile militar, allanan en Guatemala, el camino de la lucha contra el militarismo y las guerras de intervención en el mundo.

 

NO A LA REPRESIÓN Y MILITARIZACIÓN EN EL CAMPO

Bloque Antiimperialista


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.