Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Las mujeres, feministas, mayas, garifunas, xincas y mestizas seguiremos en lucha por la libertad, la autonomía, la igualdad y la rebeldía para nuestra emancipación
Por la Coordinadora 8 de marzo - Guatemala, 8 de marzo de 2016

8 de marzo

Las mujeres seguimos estando en condiciones de precariedad producto de este sistema de desigualdad y excluyente, que impacta en nuestros cuerpos y territorios. Esto se expresa en los índices de violencia contra las mujeres, la mortalidad materna, la desnutrición, la no aplicación de la justicia, el limitado acceso a los recursos económicos, financieros, el acceso casi nulo a la tierra, la poca representación en espacios de toma de decisiones, el racismo y la discriminación hacia mujeres de los pueblos, la desigualdad en el mercado laboral teniendo condiciones de trabajo no saludables y el no cumplimiento del pago del salario mínimo en la Industria de la Exportación y la Maquila. Así como un salario diferenciado de facto que recibimos en otros ámbitos de la economía tanto en la ciudad como en el campo, muestra de la violación de nuestros derechos laborales.

En los territorios, somos las que estamos haciendo acciones de resistencia y construyendo alternativas para una buena vida en libertad, autonomía y rebeldía frente a las transnacionales, el racismo, la discriminación, el empobrecimiento y la activación de fundamentalismos que quieren que sigamos subordinadas, oprimidas y violentadas. Las mujeres continuamos aportando a la economía con el trabajo no remunerado y no reconocido que se hace del cuidado de la red de la vida, especialmente en la agricultura, la alimentación y del cuidado que brindamos y asumimos frente a la inoperancia del sistema de salud y educación.

Estas acciones de resistencia y acción política que hacemos, se sustenta en una propuesta política para que en el corto plazo tengamos condiciones para una vida digna y un día emanciparnos; por lo que seguiremos exigiendo el respeto a nuestros derechos, el acceso a medios para la vida, servicios públicos gratuitos, de calidad y calidez, la exigencia de una institucionalidad para promover políticas públicas que respondan a nuestras demandas en lo relacionado a lo laboral, la lucha contra el racismo y la violencia ejercida contra nosotras, la discriminación acceso a la tierra, a la paridad y la alternabilidad que transforme este sistema patriarcal, racista y capitalista.

Seguimos enfrentando una crisis política producto del deterioro del Sistema Político, en donde es importante rescatar acciones y propuestas hacia transformaciones en lo estructural y en nuevas reglas de la democracia para avanzar en la resolución de los problemas estructurales, entre los cuales se encuentra la exclusión, discriminación, el racismo y la eliminación del patriarcado en la vida de las mujeres y mujeres indígenas. Ante esto las mujeres, mujeres de los pueblos originarios y las feministas demandamos:

1. Que el principio de la Igualdad, contenido en el artículo 4º. De la Constitución Política de la República de Guatemala, se concretiza en las Reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, por medio de la integración de los principios de paridad y alternabilidad para facilitar las oportunidades de acceso a los cargos de decisión a mujeres y de pueblos indígenas. Por lo que DEMANDAMOS a las y los diputados del Congreso de la República, APROBAR inmediatamente las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, iniciativa 4974, que ya cuenta con el DICTAMEN FAVORABLE de la Corte de Constitucionalidad.

2. En el marco de los Derechos Humanos Laborales, demandamos igualdad, justicia, paz y desarrollo. Como parte del camino para lograr esto, exigimos la aprobación de Leyes a favor de trabajo Doméstico como compromiso para ratificar el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo Decente, el cual beneficiará a 198,000 trabajadoras domésticas.

3. Exigimos al Ejecutivo vetar la Ley 5007 Ley Emergente para la Conservación del Empleo; ya que es lesiva y dañina para el Estado pues limita la recaudación fiscal y deja sin recursos a programas que respondan a las necesidades básicas de las mujeres. Los privilegios fiscales debilitan al estado y sus instituciones por lo que deben desaparecer.

4. Demandamos Estados Laicos y educación integral en sexualidad para las mujeres y jóvenes. Los grupos religiosos de ninguna índole deben de interferir en política pública, ni a través de sus feligreses en cargos públicos ni desde los representantes mismos de las instituciones religiosas.

5. Que el sistema judicial avance con la aplicación de justicia, pronta y cumplida en los casos de
violencia contra las mujeres, violaciones a los derechos humanos en casos vinculados con delitos
de lesa humanidad como la violencia sexual y servidumbre domestica y sexual.
6. Ante el incremento de la violencia, se hace imprescindible la restitución de la Coordinadora
Nacional para la Prevención de la Violencia Intrafamiliar y contra la Mujer-CONAPREVI, para
percibir cambios y vigilar por la correcta aplicación de las leyes de protección hacia las mujeres.
7. Se solicita la entrega inmediata de fondos para el funcionamiento de los Centros de Apoyo
Integral para Mujeres Sobrevivientes de Violencia-CAIMUS, instancias que acompañan y dan
asesoría integral a las mujeres , así como los mecanismos y herramientas necesarias que
protegen la integridad y seguridad de las vidas de las sobrevivientes de violencia.
8. Exigimos que las instituciones respondan a las demandas de las Mujeres Rurales en lo relacionado con la aprobación de la Ley de Desarrollo Rural Integral, acciones para promover la propiedad de la tierra, la respuesta a la problemática vinculada con la crisis alimentaria y la conflictividad agraria que existe en las comunidades donde se ven afectadas las mujeres y pueblos, tal el caso de las comunidades del Polochic.

9. Solicitamos al Congreso de la República apruebe la Iniciativa de Ley, para modificar el Código Municipal con el objetivo de fortalecer e institucionalizar las Oficinas Municipales de la Mujer, regulando la participación de las Directoras de dichas oficinas en el proceso de planificación técnica y presupuestaria. Así esta iniciativa evitara el clientelismo político que debilita el papel estratégico de las OMMs.


POR EL EJERCICIO PLENO DE LOS DERECHOS HUMANOS UNIVERSALES PARA LAS MUJERES

 

COORDINADORA 8 DE MARZO


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.