Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Saq'anaix clama justicia
Por la comunidad Maya Q´eqchi de Chicoyoguito - Guatemala, 14 de enero de 2016

Los hombres, mujeres, ancianos, ancianas niños, niñas, jóvenes sobrevivientes del desalojo militar de la comunidad Maya Q´eqchi de Chicoyoguito en el municipio de Cobán departamento de Alta Verapaz ante la captura del mando militar del ejército de Guatemala durante los gobiernos de Romeo Lucas García y Efraín Rios Montt, entre ellos el General Benedicto Lucas García;

A la población en general, comunidad internacional, a los medios de comunicación; MANIFESTAMOS:

Hoy nuestro lugar Sagrado Wolok y nuestro territorio Chicoyoguito profanados por el Ejercito de Guatemala, en el año 1968, CLAMAN JUSTICIA.

Desde el día 28 de julio de 1968 cuando el Ejército de Guatemala, con apoyo del entonces presidente de la Republica y comandante general, cuando fungía el Coronel Caal Rossi como comandante de la zona militar Coronel Antonio Josè de Irisarri…, nos despojaron de nuestras tierras ancestrales. Desplazando a la población, violando a niñas, intimidando, reprimiendo y quemando nuestras casas y todas nuestras pertenencias y alimentación. El objetivo fue instalar, la zona militar, que durante el conflicto armado se nombro Zona Militar No. 21, donde actualmente se encuentra CREOMPAZ.

Cuando nos desalojaron, recodamos los años duros que vivieron nuestros antepasados durante la colonización española, años después la llegada de los alemanes y asì se inicia el Genocidio de 36 años en nuestro territorio, donde toda las acciones represivas fueron dirigidas principalmente sobre población civil Q’eqchi, Poqomchi y Achi de la región.

El genocidio militar contra el pueblo Q’eqchi, Poqomchi y Achi, alcanzó su punto máximo durante los años de 1978 a 1985 cuando fueron secuestrados, desaparecidos y asesinados miles de hermanos y hermanas por los comandos operativos de la zona militar No. 21, como la G2, S5, Patrullas de Autodefensa Civil, Policia Militar Ambulante y civiles vinculados a los grupos militares y paramilitares de la región. Por eso decimos que el listado de capturados todavía resulta ser poca, porque sabemos que a un faltan muchos hermanos y hermanas por aparecer.

Los actos de barbarie, sadismo y salvajismo, con que actuó este grupo de locos asesinos; salen a luz hoy, con la exhumación de 538 osamentas y entre ellos los restos de Matilde, Teresa, Otto, Làzaro, Alfonso, Felipe y cientos de hermanos más. Pero aùn falta que conozcamos quien dio la orden para acabar con decenas de comunidades indígenas y para que posteriormente ellos se quedaran con nuestras tierras y nuestros bienes.

Nosotros como sobrevivientes del genocidio del pueblo de Chicoyoguito vivimos en carne propia la Represión militar, por ello queremos decirle al mundo la VERDAD para que el engaño y la mentira no sigan ocultando el GENOCIDIO que vivio el pueblo de Guatemala:

Nosotros como población originaria de las tierras de Chicoyoguito lugar donde se Asento la Zona Militar No. 21 ahora CREOMPAZ, el lugar donde se encuentran las fosas clandestinas dentro de la zona militar (CREOMPAZ) donde fueron exhumados 538 hermanos y hermanas no constituye nuestro cementerio tal y como lo quieren hacer AVEMILGUA, el Señor Mendez Ruiz y los Familiares de los Militares ahora Capturados, nuestro cementerio originario que aùn se encuentra en el lugar sagrado Satulum y no las fosas clandestinas descubiertas por el Mnisterio Publico.

No debemos creer las argumentaciones de los militares y sus familiares, que los restos pertenecen a una comunidad de hace siglos. Eso no es cierto, porque tambièn algunos de nuestros familiares fueron igualmente desaparecidos por el Ejèrcito y tenemos la certeza que se encuentran entre los restos encontrados en CREOMPAZ.

Por eso, nosotros demandamos juicio y castigo a los responsables, tanto civiles como militares, intelectuales y materiales, del GENOCIDIO, que ha llevado frustración, miedo, desesperanza e impotencia a nuestras familias.

Exigimos y demandamos al Estado de Guatemala, reparar integralmente a los y las sobrevivientes de la comunidad maya Q’eqchi Chicoyogüito, devolviéndoles las tierras que históricamente les pertenece, donde se instaló la Zona Militar No. 21 y donde hoy funciona el Centro Regional de Operaciones para el mantenimiento de la Paz CREOMPAZ.

Tambièn que el Estado devuelva las tierras a las comunidades indígenas que ahora cobardemente están en manos de este grupo de militares, que no solo son asesinos y genocidas, sino que se han enriquecido con nuestras tierras en toda la región de Tezulutlàn.

Nuestro apoyo al Ministerio Pùblico por todo el trabajo que ha realizado hasta hoy para esclarecer los hechos de violencia durante la guerra en Guatemala y a la Corte Suprema de Justicia y tribunales de alto impacto, para que administren justicia de forma imparcial y en favor de nosotros las víctimas.

A todos ustedes les decimos, que no estamos pidiendo venganza, sino que estamos pidiendo justicia, para que podamos conocer y reconocer a quienes nos han causado dolor y poder perdonarlos.

 

COMUNIDAD DESARRAIGADA MAYA Q’EQCHI CHICOYOGUITO

POR EL RETORNO A NUESTRO TERRITORIO Y UNA VIDA DIGNA



COMUNIDAD DESARRAIGADA MAYA Q’EQCHI CHICOYOGUITO


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.