Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Por el respeto a la vida, dignidad, libertad, autonomía
y derechos económicos y laborales de las mujeres.
Por la Colectiva de Mujeres Feministas de Izquierda - Guatemala, 1 de mayo de 2008

Hoy primero de mayo recordamos y celebramos la conquista de los Derechos de los y las Trabajadoras. Esta es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago y a los obreros y obreras de todo el mundo que han ofrendado su vida por la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y de sus familias.

La vida de las trabajadoras guatemaltecas está marcada por la discriminación, la exclusión, la violencia sexista/machista y por la negación de nuestros derechos como mujeres diversas y sujetas políticas. Nada ha sido fácil para nosotras, las mujeres. El derecho a voto, al trabajo, a la educación, a la participación social y política, el reconocimiento de nuestros derechos humanos son el resultado de luchas históricas de las mujeres, del movimiento feminista y de mujeres nivel mundial y nacional, luchas que hoy siguen vigentes.

La Colectiva de Mujeres Feministas de Izquierda exige al Estado guatemalteco y su gobierno el cumplimiento de los derechos laborales de las mujeres. La feminización del trabajo es uno de los eventos que más impacto ha causado en nuestra sociedad, porque por un lado rompen con el estereotipo sobre el rol de madre como el único válido o útil socialmente; y por otro, por la serie de violaciones a los derechos humanos en que la mayoría de las mujeres vive cotidianamente. Las mujeres trabajadoras tenemos derecho a la información correcta y completa sobre nuestros Derechos laborales, el acceso a la justicia, a la educación, a la salud integral, al trabajo en igualdad de valor con los hombres, a la seguridad social, al desarrollo personal y a la participación política.

 

EXIGIMOS:

 

* EL EJERCICIO DE LA LIBERTAD PARA LAS MUJERES

Las libertades fundamentales de las mujeres tienen que ser concretizadas a través del reconocimiento de su humanidad, eliminando la discriminación de género y haciendo posible la construcción y el ejercicio de los derechos sociales, económicos y laborales, políticos y culturales. Esto implica la libertad de hacer que esos derechos se cumplan a partir de fortalecer las instituciones estatales que deben garantizar la vigencia de lo consignado en nuestro Código de Trabajo.

* LA JUSTICIA SOCIAL CON EQUIDAD DE GÉNERO

Un fundamento de la normatividad laboral es conseguir el equilibrio en las relaciones entre trabajadoras/es y patrones, así como regular la redistribución de los beneficios sociales y económicos generados por la fuerza de trabajo de mujeres y hombres trabajadores y por el capital. Una forma de conseguir la justicia social es a través de la vigencia de los derechos de las y los trabajadores. En este sentido, es imperativo que la justicia social incorpore la reivindicación de los derechos de las mujeres en las normas laborales.

* TRABAJO PARA LAS MUJERES COMO UN DERECHO HUMANO

La relación entre capital y trabajo debe estar sujeta a los principios universales, donde el trabajo sea considerado un derecho humano dentro de un marco normativo que regule esas relaciones con base en la justicia social y la equidad de género.

* INTEGRAR LA DIVERSIDAD DE LOS SUJETOS QUE INTERVIENEN EN EL MUNDO LABORAL

Considerando que la clase trabajadora está compuesta por una gran diversidad de sujetos, con realidades y necesidades diversas —hombres, mujeres, jóvenes, adultos, nacionales, emigrantes, indígenas, mestizos, heterosexuales, homosexuales— es necesario que la normatividad laboral amplíe su concepción sobre el sujeto trabajador, incluyendo la diversidad y heterogeneidad de la estructura productiva, de los géneros y de otras condicionantes, desterrando la figura única “del trabajador”.

* EL PRINCIPIO DE LA NO DISCRIMINACIÓN DE LAS MUJERES Y LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES Y DE TRATO

En la normatividad laboral se debe incorporar de manera expresa la prohibición de la discriminación hacia las mujeres.. El término discriminación se entiende como cualquier distinción, exclusión o preferencia basada en la raza, color, sexo, religión, estado civil y si se tienen hijas e hijos o la situación de embarazo, opinión política, edad, condición física, preferencia sexual, extracción nacional u origen social, que tenga por efecto anular o alterar la igualdad de oportunidades en el empleo y la ocupación.

El principio de no discriminación para garantizar la igualdad de oportunidades y de trato, parte de la premisa de que hombres y mujeres no gozan de una situación igualitaria en la sociedad y se refleja de manera directa en el ámbito del trabajo. El concepto de "trabajos de igual valor" debe incorporarse a la legislación laboral, para hacer posible la evaluación de las actividades laborales a partir de las tareas contenidas en ellas y no en el sexo de las personas que las realizan.

* UN MUNDO LABORAL LIBRE DE VIOLENCIA

La violencia laboral contra las mujeres es una forma de discriminación de género. No sólo se expresa como violencia psicológica, abuso y hostigamiento sexual, sino que la discriminación y segregación laboral de las trabajadoras es la base sobre la que se construye la violencia de género en el mundo de trabajo. Por tanto, un derecho fundamental de las trabajadoras es a un ambiente laboral libre de intimidación.

El 1º de mayo es un día de lucha y de solidaridad con todas las trabajadoras y trabajadores, con los pueblos del mundo que se enfrentan y luchan contra el imperialismo.

 

Por los derechos Humanos de las trabajadoras - Fin al acoso sexual

Por los derechos Humanos de las trabajadoras - Queremos salarios dignos

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡POR NUESTRO DERECHO A TENER DERECHOS!!!!!!!!!!!!!!

LA COLECTIVA DE MUJERES FEMINISTAS DE IZQUIERDA


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.