Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El Día Mundial de la Tierra, RUK’UX KAJ, RUK’UX ULEW
Por la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina CONIC - Guatemala, 23 de abril de 2008

El 22 de abril de cada año se celebra el DIA MUNDIAL DE LA TIERRA, desde 1970. No existe ninguna declaración de algún organismo internacional que lo sostenga. Inicialmente fue una actividad de jóvenes, estudiantes, universitarios los que preocupados por conservar los recursos naturales del mundo, declararon esta fecha. Treinta y ocho años después, el calentamiento global de la Tierra , es una amenaza cada vez más acelerada. La preocupación sigue siendo de los más pobres del planeta porque somos los más afectados, las potencias mundiales, los países más ricos siguen impulsando su proyecto sobre el control del mundo.

El Modelo de Desarrollo impulsado por los países industrializados ha llevado al mundo a una desigualdad profunda e inhumana. La pobreza y el hambre es cada vez generalizado y la riqueza crece cada vez mas aceleradamente y se concentra en muy pocas manos.

El Modelo de Desarrollo hoy llamado Modelo Neoliberal, es el mismo capitalismo solo que más refinado en sus normas, se convierte en una amenaza mundial para la humanidad y el planeta, porque se deja en manos de los países más ricos y sus empresas nuestro destino, sobreponiendo sus leyes y autoridades sobre las nuestras. La privatización, mejor dicho el robo del agua, los conocimientos de los pueblos, la medicina natural y otras plantas y micro vidas que solo existen en nuestros países, niega la vida a los pueblos. La extracción del petróleo y minerales en países pobres, como asimismo la construcción de hidro eléctricas, se convierten en una amenaza de los habitantes de la región porque contamina todo lo que existen a su alrededor y los obliga a abandonar sus tierras y territorios. Como es un “Tratado de Libre Comercio”, nadie en el mundo los puede sacar, aunque están destruyendo los bienes naturales y formas de vida de miles y millones de familias del lugar.

El Modelo de Desarrollo impulsado en la agricultura, con la “revolución verde” de los años 70s, ofrecieron al mundo combatir el hambre y la pobreza, produciendo alimentos en abundancia con abono, insecticidas y funguicidas químicas. Hoy día nos damos cuenta que solo contaminaron y acostumbraron nuestras tierras con esta forma de producción, ahora dependemos del gran mercado de fertilizantes, funguicidas, insecticidas y herbicidas. Ahora se apropiaron de nuestras semillas también, ya no podemos sembrar libremente, nos obligan a comprar las semillas que anteriormente estaba en nuestras manos. Nos damos cuenta que los alimentos los convirtieron en un gran negocio. Mientras este modelo de producción contamina ríos, lagos y mares, contamina el aires y el responsable de un sin fin de enfermedades de la humanidad.

La gran industria, el transporte de las personas y la mercancía en el mundo se mueven con el petróleo, que desde los años 70s se había anunciado su escasez, sin embargo no se le puso atención. A finales de los años 60s en el mundo se consumía 4,000 millones de barriles de petróleo al año, actualmente se consumen 30,000 millones de barriles anualmente. La producción actual es de 84 millones de barriles diarios, por lo que el próximo año en todos los campos petroleros, se extraerán solo 80 millones de barriles diarios. La quema del petróleo en la industria y en el transporte ha dado como resultado la contaminación y el calentamiento global de la tierra. Hay grandes injusticias e irresponsabilidades en la distribución y uso de la energía en el mundo, Estados Unidos de Norte América solo tiene el 5% de la población mundial, sin embargo consume el 25% del petróleo en el mundo, mientras los países pobres, como el nuestro, muchas de sus comunidades no tienen luz eléctrica, agua potable ni carretera.

La crisis energética en el mundo esta obligando a los países industrializados a buscar nuevas fuentes de energía. La determinación de generar combustible a través de productos agrícolas el ETANOL que se produce con caña de azúcar, maíz, trigo, arroz, remolacha y otros productos alimenticios o la producción de AGRODIESEL que se produce a base de soya y palma africana, podrá apaliar la crisis energética, pero la contaminación y calentamiento del planeta se acelera cada vez más y el hambre en el mundo se agudiza aún más. No creemos en la justificación de sus impulsores que producirán combustibles limpios y ayudará a frenar el calentamiento de la tierra, porque con la producción de materia prima del Etanol y Agrodiesel destruyen millones de hectáreas de bosques y biodiversidad, que trae consigo el secamiento de los ríos, como vemos hoy día en la costa sur, 100 años de actividad de agro exportación, nos han dejado una región en desierto y el secamiento de los ríos y la contaminación del ambiente en general. Transformar productos alimenticios en combustible, es priorizar la movilización de los motores y dejar a millones de personas sin alimentos. En los últimos dos años podemos apreciar el precio del maíz no ha bajado de Q150.00 el quintal, cuando en otros años el maíz ha estado a Q40.00 o Q50.00 el quintal, quiere decir que ha triplicado el precio. Hay escasez de maíz, no por baja producción sino se ha desviado para la producción de combustible.

La contaminación y destrucción de RUK’UX KAJ, RUK’UX ULEW, planeta tierra, es la irresponsabilidad del modelo de desarrollo que impulsan los países industrializados encabezados por Estados Unidos de Norte América, por la ambición de controlar y apropiarse del mundo, sin embargo nos afecta a todos y todas las que habitamos.

Es entonces nuestra responsabilidad de frenar este modelo de desarrollo depredador o destructor. Los pueblos maya estamos convencidos que seguiremos impulsando una forma de



vida que conviva con la naturales y busque la armonía en la humanidad, por eso defendemos la madre tierra, el territorio y los bienes naturales. Los pequeños productores y productoras seguiremos luchando para producir la madre tierra de manera responsable para garantizar los alimentos para todos y todas, sin depender del mercado mucho menos hincarnos ante las grandes potencias para que nos vendan o nos regalen comida. No caer en el consumismo. Ser responsables en el mejor uso de la energía, no caer en derroches.

Los pobres no podemos seguirnos sacrificando más, exigimos a los países más ricos del mundo, a sus ciudadanos, a sus empresarios y los gobiernos de los países pobres que tomen conciencia de este peligro planetario, urge tomar medidas claras y responsables para reducir su consumo y derroche de recursos energético, para salvar el mundo, para salvar la vida.

Ruk’ux Kaj, Ruk’ux Ulew, exige acciones concretas para el bien de la humanidad y de las futuras generaciones.



EN EL DIA MUNDIAL DE LA TIERRA.. .SANOS Y SABIOS CONSEJOS DEBEMOS DAR A LOS y LAS HIJAS Y A LOS Y LAS NIETAS.

 

COORDINADORA NACIONAL INDÍGENA Y CAMPESINA –CONIC-
Miembro de la UASP , Convergencia Nacional Maya Waqib Kej, CLOC y de Vía Campesina Internacional.


CONIC


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.