Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Por el voto y la representación de los nacionales en el extranjero para todo proceso electoral
Carta de varias organizaciones de nacionales y personas guatemaltecas con residencia en el exterior - Guatemala, 14 de enero de 2008

Guatemala, 14 de enero de 2008

 

Sr. Álvaro Colom, Presidente de la República de Guatemala

Sr. Rafael Espada, Vicepresidente

Sr. Haroldo Rodas, Ministro de Relaciones Exteriores

Sr. Presidente del Congreso de la República

Magistrados del Tribunal Supremo Electoral

Distinguidas Autoridades del País:

Al saludarlos cordialmente, los abajo firmantes, guatemaltecos y guatemaltecas residentes en el extranjero, nos dirigimos a Uds. para desearles los mayores éxitos en las actividades que hoy inician y para solicitarles, desde el primer día de sus funciones en el período 2008-2012, que de manera urgente procedan a establecer y aplicar los mecanismos jurídicos y electorales que hagan realidad el voto y la representación de los nacionales en el extranjero para todo proceso electoral que de ahora en adelante se pueda realizar en nuestro país, en particular para las elecciones generales de 2011 y cualquier elección de Asamblea Nacional Constituyente o proceso de Referendo que se realice antes para reformar la Constitución.

Esta exigencia la presentamos desde el primer día del ejercicio de los cargos en los Poderes Ejecutivo y Legislativo, para que, de manera contraria a lo ocurrido en el período anterior, no se utilice la falta de tiempo como excusa para encubrir la falta de voluntad política de habilitar el voto y la representación de cerca del 15% de la población nacional que se encuentra en el extranjero. Por ello, proponemos que, como meta mínima, sea a finales del año 2008 que queden todos los mecanismos debidamente establecidos y pueda procederse al empadronamiento de los ciudadanos y ciudadanas en el extranjero.

Como seguramente habrán notado, nuestra exigencia es doble, porque nuestro derecho constitucional, e igualmente derecho humano fundamental y universal, es de elegir y ser electo: a) exigimos el derecho de ejercer el voto desde el exterior del país; y b) exigimos tener representantes electos de la población en el extranjero en el Congreso de la República, a partir del período 2012-2016. Es más, veríamos como un gesto sumamente democrático y digno de encomio que representantes de esta población pudiesen ser electos como observadores ante la legislatura actual, luego de la aplicación de las decisiones correspondientes a finales de 2008.

Las razones para presentar esta exigencia han sido reiteradas a lo largo de los cuatro años pasados. Ya no se trata de justificar los planteamientos, porque ninguna de las excusas que se esgrimieron para no habilitar nuestro voto y representación tiene fundamento alguno. En todo caso, estaremos dispuestos a trabajar con Uds. para materializar nuestra aspiración.

Sin duda, se encuentran Uds. en una coyuntura política de carácter histórico. Se trata de un período de gobierno que, por un lado, si se hacen bien las cosas, puede dar el necesario giro a nuestro país, que se esperaba que ocurriera hace 11 años con la firma de los Acuerdos de Paz, o, por el otro, de prevalecer los intereses de pequeños grupos y potencias extranjeras, puede aumentar la frustración y desesperación de nuestros cuatro pueblos –garífuna, ladino, maya y xinka. Tengan la seguridad de que nuestros pueblos y la historia sabrán juzgar su accionar y actuar en consecuencia.

Atentamente,

•  AGMAUSA (Asociación de Guatemaltecos en USA) New York

•  RPDG (Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala New York

•  GRUPO QUETZAL California

Y una gran cantidad de firmas de personas individuales...


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.