Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Una luz en medio de tanta oscuridad
Por el Frente Nacional de Lucha por la defensa de los servicios públicos y los recursos naturales - FNL - Guatemala, 11 de marzo de 2008



Durante el Gobierno presidido por Álvaro Arzú, el patrimonio nacional fue víctima de uno de los peores negocios que puedan imaginarse. Si entendemos que el patrimonio nacional está conformado por los bienes que califican como área de propiedad del pueblo, entonces la víctima, en ese caso, fue todo el pueblo guatemalteco. El pésimo negocio al que hacemos referencia fue la venta de la red nacional de distribución eléctrica a la empresa española Unión Fenosa.

En aquel entonces, sólo los activos existentes y en funcionamiento, a través de los cuales se distribuye la energía eléctrica, estaban valorados en US $ 250 millones. Sin embargo, las autoridades los vendieron tranquilamente en la suma de US $ 101 millones, generándole al Estado, sólo en esa transacción, una pérdida de 149 millones de dólares, que se los ganó la empresa española o vaya Usted a saber quiénes, pero los perdió el pueblo. Aquello fue una especie de reedición del viejo y criticado trato propio de la conquista y la colonia, donde los extranjeros se llevaban nuestro oro a cambio de cuentas de vidrio o de espejitos, con el agravante de que al país no le quedaron, en este caso, ni siquiera los espejitos.

Ese negocio, que en su arranque fue malo, demostró luego, día con día, ser todavía peor, sobre todo en perjuicio de los sectores populares, sobre quienes cae el peso principal de la crisis energética generada a partir de esa lesiva transacción. La empresa Unión Fenosa, desde que se instaló en el país, puso en evidencia una sed de lucro sin límites, acompañada de una clara incapacidad y ausencia de voluntad por prestar un servicio que calificara siquiera como regular. El pueblo guatemalteco recibe hoy una energía cara y de mala calidad, inestable, irregular, proveída sobre todo a través de dos empresas ineficientes que son ambas propiedad de Unión Fenosa: DEORSA y DEOCSA.

Los problemas que genera Unión Fenosa a la población no son exclusivos de Guatemala. Ya en República Dominicana el malestar popular, expresado a través de múltiples formas, forzó al Gobierno de aquel país a expulsar de su suelo a esta empresa, y en Nicaragua la labor de este consorcio español ha sido causante de tal cantidad de graves problemas, que su presencia tiene allí los días contados.

Sin embargo, el pasado 5 de Marzo los medios de prensa informaron al país que 19 diputados de la UNE se proponen presentar para su aprobación, ante el pleno del legislativo, un proyecto de ley para la nacionalización de Deorsa y Deocsa. Fundamentan su planteamiento en sobradas razones referidas, sobre todo, a los altos costos y a la pobre calidad del servicio brindado por estas dos empresas privadas extranjeras.

Esta iniciativa, que además busca rescatar para el país la soberanía en el campo energético, es a todas luces correcta en la medida en que la misma no vaya acompañada de ningún tipo de indemnización a favor de Unión Fenosa. Más bien, debería ser al revés y debería sancionarse a esta empresa española por el robo a derecho del que nos hizo víctimas en 1998 y por los robos cotidianos que se evidencian en los cobros elevados y en la mala calidad del servicio que prestan.

Desde la perspectiva del Frente Nacional de Lucha, el que un grupo de diputados se lance a la palestra política con una propuesta como la mencionada se constituye en un buen precedente, digno de aplauso. Infortunadamente, según lo expresa la información hacha pública por los medios de prensa, este grupo de diputados ni siquiera fue recibido por el Presidente Álvaro Colom, quien les dio con la puerta en las narices. Instamos a estos 19 legisladores a que no cedan ni claudiquen en su propuesta. Los asiste la razón. Los acompañan la justicia y el sentido común. Están haciendo lo correcto en función de los intereses y derechos del pueblo.

Invitamos a la bancada de URNG, como única y legítima representación de la izquierda en el Congreso de la República, a que se adhiera a esta iniciativa y de su respaldo decidido a los 19 diputados que la han planteado. De igual manera, deberían de sumarse a la misma todos los diputados y diputadas de cualquier bancada que sientan compromiso real con el pueblo guatemalteco. Es una buena ocasión para que empiecen a limpiar el rostro del Congreso, seriamente manchado por actitudes y prácticas antipopulares.

Nacionalizar Derosa y Deocsa es una buena idea, a la cual hay que brindar apoyo y darle el debido seguimiento para que no se tergiverse ni desvíe. El tema energético será, sin que quepa la menor duda, uno de los temas cruciales para el país en los próximos meses y años. Esta iniciativa no solamente marcha por buen camino, sino que conduce a que en el país se sepa quién es quién.
¡La Lucha Sigue!

Prensa Libre, 5 de Marzo del 2008
Diputados de UNE buscan nacionalizar Deorsa y Deocsa


Especiales
Un grupo de diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza trabaja en una iniciativa de ley para nacionalizar la Distribuidora de Electricidad de Oriente (Deorsa) y la de Occidente (Deocsa), que son operadas por la española Unión Fenosa.

“Hemos recibido quejas de cobros excesivos y mal servicio por parte de esas empresas, que fueron vendidas por el Estado en 1998. Creemos que la mejor solución es recuperarlas”, explicó Inés Castillo, de ese bloque.

Ayer, esos legisladores intentaron presentarle el proyecto de ley al presidente Álvaro Colom, pero no los atendió. No obstante, Castillo se mostró confiado en que contarán con su apoyo, ya que “su ideología es la socialdemócrata, que busca un equilibrio entre el sector privado y el Estado”, opinó.

Héctor Salvatierra, gerente de Comunicación de Unión Fenosa, dijo que se pronunciarán cuando conozcan la propuesta, pero enfatizó que no son ellos quienes fijan la tarifa de electricidad, sino la Comisión Nacional de Energía Eléctrica.

El Periódico, 5 de Marzo del 2008
Por: Rodrigo Estrada

El grupo que no asistió a la reunión

Luego que Colom se negara a reunirse ayer con el grupo de diputados (19 en total) que no asistieron a la actividad del lunes por la noche, estos presentaron un proyecto de ley que busca nacionalizar las empresas distribuidoras de electricidad, Deocsa y Deorsa.

“Las familias están pagando una facturación de más de US$100 al mes a empresas extranjeras. Creemos que el Gobierno y el Estado deben lograr un equilibrio”, señaló Inés Castillo, uno de los integrantes del grupo.

Los legisladores habían quedado de reunirse con Colom, pero el encuentro se canceló a última hora. “Nos causó tristeza y frustración, pero seguiremos afinando el proyecto para que sea apoyado por el partido”, dijo Leonardo Camey.

El proyecto pretende que el Estado adquiera los derechos de las empresas, y que a la vez, se venda un 50 por ciento de acciones a empresas locales.

“No hay una línea definida. Respetamos y valoramos la presentación de este tipo de ley. El Ejecutivo tomará nota y analizará la propuesta, pero no hay nada definido sobre el tema en este momento”, indicó Ronaldo Robles, secretario de Comunicación Social de la Presidencia.

FNL - www.estamosdefrente.blogspot.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.