Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Siguen segando la vida de dirigentes sociales
Por el Frente Nacional de Lucha por la defensa de los servicios públicos y los recursos naturales - FNL - Guatemala, marzo de 2008


Guatemala, 12 de Marzo del 2008

Ayer, una vez más, la violencia incontenible que ha hecho presa del país vistió a un gremio de luto. En este caso las balas asesinas cobraron la vida del Presidente de la Cooperativa de Panificadores, Guadalupe Horacio García Cifuentes. Las autoridades no han dudado un segundo en atribuir el crimen a la delincuencia común. Sin embargo, a efectos de evaluar este nuevo hecho de sangre, conviene conocer los antecedentes que conducen a la materialización de este condenable delito.

En Guatemala, las pequeñas empresas panificadoras se han visto seriamente golpeadas a partir, sobre todo, de la conjugación consecutiva de tres factores adversos:

(i) la llegada al país de la empresa mexicana Bimbo, que incluso emplea el “dumping” como competencia desleal para sacar del mercado a las panaderías de barrio. Al punto de que una de las mayores industrias productoras nacionales, la del Pan Banquete, ya fue absorbida sin más ni más por la Bimbo;

(ii) la entrada en vigencia del TLC, que favorece a los grandes consorcios y atenta contra la sobrevivencia de la pequeña y mediana empresa en prácticamente todos los campos productivos propios de la vida nacional, incluida la producción y comercialización del pan y de productos afines, y;

(iii) el encarecimiento en los precios de la harina desde Julio del 2007, cuando estaba a Q152 el quintal, hasta los Q 342 que cuesta actualmente. Este desmedido aumento incide de manera negativa sobre el precio de venta de los productos y, con ello, golpea tanto a las familias consumidoras como a las panaderías que no cuentan con fuertes capitales de respaldo.

Según datos no oficiales, como producto de los factores expuestos en los últimos dos años en el país han cerrado más de mil 200 panaderías de barrio, es decir, pequeñas empresas, lo que ha generado la pérdida de más de 3 mil empleos y ha convertido a mil 200 propietarios en proletarios, con el agravante de que, ante la nula oferta de empleo, para sobrevivir a muchos no les ha quedado otro recurso más que el de irse a probar suerte en Estados Unidos.

Ante esa situación, el gremio de pequeños panificadores se organizó y ha venido planteando ante el Estado distintas reivindicaciones, con las cuales buscan proteger la existencia de sus ya precarias empresas y, a su vez, defender los intereses de la población. A la cabeza de estas luchas se colocó Don Guadalupe García, quien la semana pasada dirigió un paro de actividades en las panaderías ubicadas en las zonas 12 y 21 de la Ciudad Capital, área bajo su jurisdicción. Y para los próximos días se contemplaba la suma de nuevas regiones al paro convocado por el gremio. De hecho, el vespertino La Hora informa que ayer se sumaron al paro Chimaltenango, la zona 6 de Mixco, la zona 13 de la Capital y Boca del Monte.

Por su parte el Gobierno, representado en este caso por la Dirección de Atención al Consumidor, DIACO, respondió amenazando con multas a los pequeños empresarios que se sumaran a las medidas de hecho.

Estando así las cosas, ayer, mientras Don Guadalupe trabajaba en la atención a sus clientes a bordo de su pick-up, desde un carro de color blanco abrieron fuego en su contra, dándole muerte a tiros. El ataque fue directo en contra de su persona e indica a las claras una planificación previa.

Desde el Frente Nacional de Lucha expresamos nuestro repudio ante semejante crimen y demandamos de las nuevas autoridades su pronto y efectivo esclarecimiento, tanto en términos de autores materiales como de autores intelectuales. Ya va siendo hora de que estas nuevas autoridades den muestras de estar en capacidad de combatir la violencia con inteligencia, tal cual con tanta insistencia prometieron.

El ataque mortal contra el dirigente del gremio de los panificadores se constituye en un ataque contra todos los pequeños y medianos empresarios del país y, además, contra todas las personas que luchen por la defensa de los derechos e intereses del pueblo. En consecuencia, debe esclarecerse tan pronto como sea posible. La palabra la tienen las nuevas autoridades de Gobierno.

¡La Lucha Sigue!

Nacionales
Martes, 11 de Marzo de 2008

Descartan que robo sea el móvil
Asesinan a Presidente de panificadores
Gabriel Herrera
lahora@lahora.com.gt

"Sus sueños eran luchar por la cooperativa, la importación de harina y poder hacer un molino para tener mejores precios", dijo el gerente del gremio de panaderos, Fredy Alonso, al recordar la actividad del presidente de Coounipan, Guadalupe Horacio García Cifuentes, de 49 años de edad, asesinado con arma de fuego dentro de su picop P 462-DDK, esta mañana, en la 13 avenida y 19 calle zona 12, colonia La Reformita.

Su acompañante Eulalia Isabel Secaida Morales, de 40 años de edad, resultó herida y fue trasladada al Hospital Roosevelt por Bomberos Municipales, mientras que un ayudante que entregaba pedidos en una tienda cercana resultó ileso. Los atacantes de este nuevo caso de violencia, supuestamente se movilizaban en un carro color blanco cuando atacaron al panadero.

Los panificadores agremiados atribuyen el suceso trágico a la delincuencia común y no como probable consecuencia de las actividades de huelga en algunas panaderías o rechazo a los altos precios de la harina para panificación, que sin remedio elevaron los precios por unidad durante los últimos días.

Sus familiares que llegaron al lugar y su esposa, Ofelia de León, lamentaron que hayan asesinado a una persona trabajadora y de intensa lucha diaria. Mientras que panaderos amigos mostraron su dolor, angustia, temor, inquietud y derramaron lágrimas por lo ocurrido a su líder.

"Anoche hubo reunión con nuestro Presidente de la cooperativa y se analizó un correo electrónico que recibimos, acerca del contingente de 10 mil toneladas de harina, previsto para ser importado en los próximos días, el cual no sería en totalidad para las cooperativas de panaderos, pues debe ser compartido con otros. Asimismo, sobre el 10% que abría que pagar por la importación, cuando antes se pagaba cinco% ", dijo el gerente de Coounipan.

Según el gremio de panaderos, la importación de harina dura es urgente para mantener el precio del pan en 3 unidades por Q1, porque al pequeño panificador y al consumidor final es a quienes más han golpeado y golpean en su bolsillo, las alzas de precios por quintal desde julio de 2007. Antes un quintal valía Q152, ahora el precio es Q342, señalaron.

La pasada semana hubo paro en panaderías de las zonas 12 y 21, territorio de trabajo del líder asesinado. Hoy se sumaron Chimaltenango, zona 6 de Mixco, zona 13 y Boca del Monte. La Dirección de Atención al Consumidor (Diaco) en días anteriores advirtió sobre posibles multas a aquellos que dejaran de abastecer de pan al mercado.

FNL - www.estamosdefrente.blogspot.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.