Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Sigue corriendo la sangre de dirigentes
Por el Frente Nacional de Lucha por la defensa de los servicios públicos y los recursos naturales - FNL - Guatemala, 23 de septiembre de 2008

 

Una vez más, los suelos de Guatemala se tiñen con la sangre de un dirigente popular. Ayer, a eso del medio día, dos asesinos que se conducían en una moto Passola, atacaron a tiros, con saña y hasta darle muerte, al compañero Israel Romero Estacuy, Secretario General del Sindicato de la Municipalidad de Retalhuleu. Los criminales, mandados por esas fuerzas nefastas que sirven a oscuros intereses, lo atacaron en donde solía ir a almorzar. Los sicarios se bajaron de su moto, ingresaron al local comercial y le dispararon, de manera directa. Iban a eso y a nada más que a eso.

Este nuevo asesinato nos obliga a clamar, una vez más, por la urgente adopción de medidas que pongan fin al manto de impunidad que en Guatemala da abrigo a estas atrocidades.

Demandamos a las autoridades actuar de inmediato para esclarecer el hecho y dar con los autores intelectuales y materiales de este crimen. No podemos aceptar que estos hechos de sangre sigan impunes.

Los asesinos y aquellos también criminales que los mandan deberán, más pronto que tarde, enfrentar la justicia. Es responsabilidad del Estado adoptar las medidas necesarias para garantizar que la misma se aplique.

Al actual Gobierno no le ha temblado el pulso para enviar miles de tropas a Puntarenas, Izabal, a San Juan Sacatepéquez, para perseguir dirigentes de organizaciones populares cuyo único “delito” ha sido defender los derechos del pueblo y levantar sus voces ante tantas y tan constantes injusticias. Mayor voluntad deberían de mostrar las autoridades para perseguir a los verdaderos criminales y llevarlos ante la justicia. No es posible que las fuerzas de seguridad, llamadas a proteger a la población, sigan siendo usadas con prontitud para reprimir al pueblo, mientras se deja en libertad de actuación a los grupos paramilitares y a las gavillas de criminales que a diario siembran dolor y luto a lo largo y ancho del país.

La impunidad debe cesar.

 

Los crímenes contra dirigentes populares deben cesar.

¡Compañero Israel Romero, presente en la lucha!

 

¡La Lucha Sigue!

 

FNL - www.estamosdefrente.blogspot.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.