Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2017

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Las Banderas que nos enseñan el camino
Por el Frente Nacional de Lucha por la defensa de los servicios públicos y los recursos naturales - FNL - Guatemala, 9 de enero de 2017

Luis Alberto Lara Ballina y Roberto Madriz, este año, se han hecho presentes para siempre en las luchas del pueblo. El mejor homenaje que le podemos hacer quienes quedamos, no es llorarles, sino seguir adelante, retomar su valioso ejemplo de lucha incansable y entrega.

Este año, también el líder revolucionario de estatura mundial nos ha dejado con el camino bien trazado. Fidel Castro, los revolucionarios del mundo sentimos su partida, pero también sentimos el compromiso de seguir su ejemplo y no claudicar.

Guatemala necesita hoy más que nunca de nuestra entrega, de nuestra lucha cotidiana, de nuestro combate a la corrupción venga de donde venga. Las amenazas que se ciernen sobre nuestro pueblo nos son pequeñas:

- Privatización de la salud y la educación, a través de las políticas que se pretenden impulsar. La mano de Estados Unidas está detrás de algunas de las políticas y programas que aparentan querer aportar al mejoramiento de los servicios públicos.

Cuidado, porque en salud, lo que se busca es favorecer a las empresas nacionales y extranjeras para privatizar servicios y seguros. Y en el caso de la educación, tergiversar los contenidos y la calidad educativa para garantizar mano de obra medio capacitada para las maquilas y call-centers, barata y una niñez y juventud acrítica que no cuestione el sistema, que no conozca su realidad, su historia y sus derechos.

- En lo laboral, se sigue atacando al movimiento y a la organización sindical satanizando los pactos colectivos haciéndoles ver como privilegios lo que son derechos.

- En los territorios, sigue el despojo a sangre y fuego para entregarle a las empresas, nuestros bienes naturales aún a costa del hambre de la gente y de la desaparición de los ríos.

- En lo económico, lejos de plantear alternativas viables y dignas de generación de empleo se ataca brutalmente a los trabajadores por cuenta propia y se tira alfombra roja a las transnacionales para el comercio.

- No existe aún una verdadera reforma a favor de las mayorías que saque adelante al país. No hay estrategia de combate a la desigualdad y la migración, lejos de disminuir, promete seguir siendo la válvula de escape para un buen número de jóvenes y niños. Lamentablemente, con las políticas anunciadas por Trump, esto puede empeorar.

- El crimen organizado, tanto el que se vincula abiertamente al narcotráfico y el sicariato como el que se maquilla detrás de corbatas y sacos en empresas que evaden y eluden impuestos, seguirá haciendo de las suyas mientras no haya un Estado que decida afrontar lo estructural y deje de dotar de privilegios a las clases dominantes económica y políticamente. El CACIF es el mejor ejemplo de que implican los privilegios para pocos y el daño que esto hace a un país. Critican al Estado, critican los reclamos de derechos de trabajadores, pero son los primeros en poner la mano cuando sus entidades bancarias caen en crisis o cuando se cae el precio del café, para servirse a manos llenas de préstamos, exoneraciones, exenciones de impuestos y condonación de deudas millonarias al fisco. ¿Quiénes son los vividores que todo lo quieren gratis entonces?

- En el Congreso, cloaca lamentable y reflejo de la sociedad en que vivimos, no hay mucha esperanza. Los pocos congresistas que se nombran de izquierda y que intentan hacer la diferencia no están ajenos a caer en las trampas o en cometer los errores que luego hay que lamentar. De cualquier manera el número no alcanza para que, aunque se tenga la mejor de las intenciones, se pueda incidir en ese organismo. Hace falta mucho más.

Por todo lo anterior, como Frente Nacional de Lucha, decimos que hay que seguir gestando organización, conciencia, formación política, orientación ideológica. Vigilar a cada vuelta nuestros mismos pasos ser críticos y autocríticos, no perder el camino ni traicionar los principios jamás.

Este año 2017 debe ser el año de la acumulación de fuerza, de organización para construir con unidad una verdadera alternativa popular, política y social.


¡Con el ejemplo combativo de Luis Lara!
¡Con el ejemplo combativo de Roberto Madriz!
¡La Lucha Sigue!

Por el Frente Nacional de Lucha por la defensa de los servicios públicos y los recursos naturales - FNL -


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.